17 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Mar 09 julio. 11.26H

El Mundo dedica el interior de sus páginas de su edición de hoy martes a la medicina reproductiva, titulando: Avance para implantar el embrión perfecto. Y destaca que Connor Levy es el primer bebé nacido gracias a una nueva técnica de secuenciación masiva del genoma con gran potencial para aumentar la tasa de eficacia de la fecundación ‘in vitro’ (FIV), que no llega al 50 por ciento.

La secuenciación del genoma se ha ido haciendo cada vez más común, aunque está lejos de ser un procedimiento que se aplique de forma generalizada. Pero hasta ahora, esta técnica se había aplicado a personas ya nacidas, algo que ha cambiado con la presentación en el congreso de la Sociedad Europea de la Reproducción Humana y Embriología, que se está celebrando en Londres, del primer niño nacido tras secuenciación completa del genoma de un embrión, utilizada para elegir el más viable de los obtenidos tras una FIV.

Según el diario nacional, esta técnica se ha bautizado como secuenciación de la siguiente generación (NGS, siglas en inglés). Lo que los investigadores del NIHR Biomnedical Research Centre de la Universidad de Oxford pretendían es algo que puede ayudar a muchísimas personas infértiles, que a pesar de las técnicas de reproducción asistida, no consiguen ser padres.