21 nov 2018 | Actualizado: 18:40
Mié 22 mayo. 11.09H

La sanidad de Cataluña sigue generando interés en la prensa de información general. Hoy es La Vanguardia quien destaca en primera un asunto fundamental en torno a una de sus principales reivindicaciones: la financiación. Así titula el diario catalán: El Govern calcula que el déficit fiscal se mantuvo en 16.500 millones en el 2010. Y añade la clave en el subtítulo: El saldo negativo, en torno al 8,5% del PIB, sigue igual desde el 2006.

Es decir, Cataluña sigue disponiendo de menos recursos de los que genera, lo que afecta a todos los ámbitos de su Administración autonómica y muy especialmente, como estamos comprobando en los últimos tiempos, a su sistema sanitario. El conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, cree de hecho que con una financiación justa, Cataluña no debería estar haciendo recortes en sus servicios públicos.

Según explica el diario, Cataluña aportó en 2010 el 19,4% del total de ingresos de la Administración estatal y recibió el 14,2% del gasto total. Atendiendo a este cálculo, la autonomía contribuyó con una proporción superior a su peso en el PIB estatal, que es del 18,6%, en tanto que recibió un gasto que no llegó al peso de su población sobre el conjunto del país (16%). El titular de Economía ha calificado este desequilibrio de "altamente insatisfactorio", ya que ha obligado al Govern, ha dicho, a "tirar adelante el país con menos recursos (...) y con una o dos manos atadas en la espalda”.