15 nov 2018 | Actualizado: 11:30

Un resquicio legal del SMS abrió sus TRD a empresas sin experiencia

El sobre A, donde se debía acreditar la solvencia, se sustituyó por completo por un mecanismo administrativo

Manuel Villegas, consejero de Salud, y Asensio López, gerente del SMS.
Un resquicio legal del SMS abrió sus TRD a empresas sin experiencia
vie 05 octubre 2018. 15.15H
J.F.
El Servicio Murciano de Salud y la Consejería sanitaria del ramo dirigida por Manuel Villegas aplicaron al concurso de terapias respiratorias domiciliarias (TRD) una estrategia para que empresas que (según lo contrastado por este periódico con la Aemps) carecen de los permisos sanitarios, como Acciona y Orthem, hayan llegado al final de un concurso público de más de 33 millones de euros.

Y es que a diferencia del último concurso de oxigenoterapia, de 2005, donde se exigía la solvencia en el sobre A del proceso administrativo, en el actual todos esos requerimientos se han sustituido por un mecanismo diferente, mucho más laxo en el tiempo de cara a pedir los obligatorios permisos, y que se extiende también a otros contratos públicos sanitarios del SMS.

En los pliegos del mencionado concurso, el sobre A, la denominada “Capacidad para contratar” se ha sustituido por una “declaración responsable”. Se trata de una herramienta administrativa donde la parte interesada se compromete a tener todos los requisitos en regla cuando la parte contratante se los solicite.

En el concurso previo de TRD de la Región, a cuyos pliegos ha accedido Redacción Médica, fechado en 2005 y que el actual viene a sustituir, las exigencias sin embargo podrían haber lastrado la participación de estas empresas al principio del proceso. Y es que si bien existía una parte de “declaración responsable”, esta solo eximía de presentar en el sobre A algunos documentos. Sin embargo, seguía siendo obligatorio presentar “la suficiente solvencia económica y financiera”.

El citado sobre exigía tanto a las empresas como a las Uniones Temporales de Empresas (UTE) “la declaración de la disponibilidad de, al menos, el 60% de los equipos necesarios para atender a los pacientes de los lotes a los que licite y para cada una de las terapias”. Del mismo modo, se hacía esencial presentar la “declaración de la capacidad de embotellar oxígeno medicinal anual de, al menos, el 150% del oxígeno necesario para atender durante un año a los pacientes de cada uno de los hospitales a los que licite”.

La falta de solvencia: el lastre de Acciona


Para el modelo de UTE, como es el caso de Acciona-Orthem, se solicitaba que “cada una de las empresas que compongan dicha unión deberá acreditar su capacidad y solvencia para contratar del mismo modo que lo indicado para las empresas individuales”.

A diferencia de Murcia, regiones como Aragón han fulminado la participación de Acciona precisamente por carecer de la citada solvencia técnica. También ha ocurrido en Castilla-La Mancha, donde no acreditó solvencia técnica o profesional. Y en Galicia, donde los pliegos determinaron de acuerdo a la documentación entregada por la empresa que “no acreditaba solvencia económica y financiera, ni capacidad técnica y profesional”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.