Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05
Autonomías > Cataluña

Un hospital catalán explota: "No se garantiza la seguridad del paciente"

Los sanitarios del centro reconocen en una carta la desesperante situación que se vive en el servicio de Urgencias

Los profesionales reclaman una solución inmediata a la Consejería de Salud.
Un hospital catalán explota: "No se garantiza la seguridad del paciente"
Redacción
Viernes, 20 de enero de 2017, a las 17:30
Ante la situación de “colapso” que sufren las Urgencias del Parc Taulí, coincidiendo con el pico de gripe, los trabajadores han comunicado a la dirección del hospital que “no serán responsables de las consecuencias del tipo penal”, que se derivan por culpa de la situación que sufren las urgencias.

En una carta, a la que ha tenido acceso Redacción Médica, se detallan las condiciones a las que están obligados a trabajar muchos trabajadores del Parc Taulí. “Es moralmente reprobable que los auxiliares de enfermería tengan que ofrecer barreños para orinar en mitad de los pasillos y se tenga que usar el box de asistencia crítica para cambiar los pañales”, denuncia la misiva.

Con esta carta los trabajadores consideran que “la empresa se da por informada y acepta la responsabilidad jurídica que pueda derivar de estas situaciones”. De esta manera, los profesionales buscan una protección legal ante cualquier reclamación exigida, porque “ya no se puede garantizar la seguridad de los pacientes”.

Fuentes del comité aseguran que está carta se remitió a la dirección del hospital a principios de año, a la que se le han ido sumando otras más para “exigir una solución inmediata a la dirección”, que parece no llegar. 

Esta denuncia pone de manifiesto las condiciones de trabajo a las que están obligados a trabajar continuamente los trabajadores del Taulí, así como la asistencia de los pacientes en “los pasillos”, que incluso se han visto obligados a derivar pacientes a otros hospitales, como el General de Cataluña. La carta finaliza exigiendo “una solución” al departamento que dirige el consejero de Salud, Antoni Comín.