"En los pueblos, el médico ha asumido un papel que no le corresponde"

Redacción Médica entrevista a la arquitecta del nuevo modelo de sanidad rural de Castilla y León, Elvira Callejo

Elvira Callejo, directora técnica de Planificación, Atención Primaria y Derechos de los Usuarios de Sacyl.
"En los pueblos, el médico ha asumido un papel que no le corresponde"
jue 09 enero 2020. 09.10H
Despoblación, dispersión, recursos limitados y una necesidad de eficiencia para garantizar la asistencia sanitaria son los retos a los que se enfrenta la sanidad en el medio rural de Castilla y León. Por eso, desde que Verónica Casado fue nombrada como nueva consejera de Sanidad, una de sus prioridades ha sido abordar con la mayor premura posible esta cuestión. Redacción Médica entrevista a la arquitecta del nuevo modelo para reformar la sanidad agreste de la región, Elvira Callejo, directora técnica de Planificación, Atención Primaria y Derechos de los Usuarios de la Dirección General de Asistencia Sanitaria, para profundizar en las soluciones que se han puesto encima de la mesa.

¿En qué consiste el nuevo modelo de asistencia sanitaria en el medio rural?

Este modelo persigue varios objetivos y parte de una situación demográfica en la que hay muchísima dispersión entre poblaciones con muy pocos habitantes y con recursos humanos limitados, lo que hace que la calidad de la asistencia en estas zonas sea, por lo menos, mejorable. Por ello, la Consejería de Sanidad ha propuesto un modelo que agrupa la atención en determinados sitios. Así, en una Zona Básica de Salud (ZBS) con 60 consultorios, por ejemplo, se seleccionan cuatro, cinco o seis o los que sean necesarios para que la atención se agrupe en torno a ellos.

Esto tiene varias ventajas. Por una parte, que los pacientes van a tener un punto de referencia cercano al domicilio, en donde dispondrán de consulta médica y enfermera todos los días de la semana y con mejor dotación de recursos que los consultorios locales. Además, los profesionales, al estar agrupados, no están tan aislados y pueden organizarse mejor para combatir la dificultad que supone cubrir todos los espacios.


"Hay que recuperar que el médico haga de médico, no de acompañante social"


Nuestro modelo agrupa la atención, pero mantiene la posibilidad de que los profesionales acudan a cualquier núcleo de población para seguir manteniendo las consultas con la periodicidad adecuada: semanal, dos o tres días a la semana, dependiendo de las necesidades. Es decir, ahora mismo, se va con una periodicidad ‘X’ a los núcleos de población, siempre que haya gente que lo solicite. Por eso nuestra propuesta es la de ofrecer un sitio donde siempre va a haber profesionales con mejores recursos y dotación, a cambio que se mantenga esa periodicidad, pero pidiendo una cita previa.

El profesional va a seguir yendo siempre que se lo reclame, pero no va a ir cuando nadie lo necesite. Ahora mismo, el tiempo que pierde en desplazamientos que no responden a ninguna necesidad lo utiliza mejor estando en el sitio donde se ofrece servicio constante a la población.

Una de las críticas de los sindicatos es que, debido a este nuevo modelo, van a cerrar consultorios, ¿qué puede decir al respecto?

Eso es un error de interpretación. En ningún momento se plantea cerrar ningún consultorio. Con el modelo actual, e insisto en esto, se está yendo a poblaciones muy pequeñas en las que muchas veces no se necesita que el día estopulado vaya ningún profesional, de tal forma que se está perdiendo un tiempo y unos profesionales que no se tienen en un desplazamiento que no responde a ninguna necesidad.

Desde la Consejería sugerimos que cualquier persona pueda llamar al médico o la enfermera del consultorio, y así éste podrá acudir con la misma periodicidad con la que se está yendo ahora. Pero si no hay nadie que lo necesite, ya no se va a ir. Eso aporta el modelo, un poco de sentido común. Algo lógico porque hablamos de poblaciones muy pequeñas. En una con 500 habitantes va a seguir yendo todos los días, obviamente, porque se supone que ya hay una necesidad constante por ese volumen de población. Sin embargo, en un población de 40 o de 20 vecinos es bastante probable que ninguno necesite atención. Es lo lógico, porque hablamos de volúmenes inferiores a una comunidad de vecinos. Por eso insistimos en que el desplazamiento responda a una necesidad.

También entendemos que si el médico deja de acudir con regularidad, esto da una cierta inseguridad porque la gente ha entendido que ya no se va a ir a los consultorios locales, pero es que esto en ningún momento no se ha planteado.

Quizá esa sensación de inseguridad es porque los vecinos ya no verán que el médico acude a su pueblo regularmente.


"Nuestro modelo es una propuesta que de ningún modo se va a imponer"


Lo que sucede con el modelo actual es que se está respondiendo a unas necesidades sociales que no son sanitarias o médicas. Ese es el problema. Se ha asumido que en estos pueblos, los cuales han estado tan desabastecidos de servicios, el médico juega un papel que no es el que le corresponde. Médico y enfermeros son profesionales, y un recurso ahora escaso, que tienen una formación cualificada, la cual es costosa, y realizan funciones de acompañamiento social que no les corresponde. Lo que hace falta es que haya algún tipo de amparo social en los pueblos, y hay otros profesionales que lo harán mejor que el médico.

Los sindicatos también critican que con el nuevo modelo propuesto por la Junta no se prevé la contratación de profesionales y la ampliación de plantillas, porque lo que se contempla es solamente una redistribución de los mismos.

La contratación de profesionales en lo que a médicos se refiere es imposible porque no hay nadie a quien poder contratar. En las bolsas de empleo no hay nadie. Aunque quisiéramos contratar, no se podría. Entonces, en esta situación, lo que debemos hacer es aprovechar mejor los profesionales que tenemos. Cuando un médico no hace labores de médico y se dedica al acompañamiento social es difícil que los médicos que se formen acepten trabajar en entornos como el rural. Hay que recuperar al médico para hacer de médico. El acompañamiento social tendrá que hacerlo otro profesional más adecuado y que lo hace mejor que lo que lo hace el médico.

Lo que sí que hay que hacer es contratar profesionales de enfermería para el cuidado y seguimiento de las personas con enfermedades crónicas porque es un profesional mucho más adecuado que el médico. Con el nuevo modelo está previsto igualar plantilla de médicos y de enfermeras. También tendremos que contratar administrativos. En cuanto a profesionales de Enfermería y administrativos, probablemente se aumente la contratación. Respecto a los médicos, es que es imposible porque no hay. Por eso, insisto en que se trata de aprovechar mejor a los que tenemos y ofrecer un trabajo suficientemente atractivo.

En los últimos meses también se ha repetido que en los Consultorios locales o de proximidad no iba a haber médicos, sino sólo personal enfermero. ¿Es verdad?

No es así. En los Consultorios de Proximidad va a haber una agenda para personal médico y enfermero. Conocemos el modelo y sabemos que se trabaja así en muchos sitios. La gente lo que demanda son cuidados de enfermería. Entonces, es muy fácil que la enfermera sea quien organice las rutas y visitas y no necesite que el paciente la llame. Si sabe que hay un sitio donde tiene que ir cada semana o cada 15 días, va ir. Va a hacer ese seguimiento cercano al paciente crónico, y en muchas ocasiones será la propia enfermera quien le va a decir al médico si tiene que acudir a los consultorios o a algún domicilio.

Por ejemplo, un paciente con una insuficiencia cardiaca que requiere de una serie de cuidados y del que hay que estar pendiente, esto lo hace hoy por hoy mejor la enfermería. Y si detecta alguna necesidad que requiera atención del médico, va a ser ella quien acuda al mismo. El seguimiento de enfermería es muy importante y puede ayudar a prever descompensaciones. Pero esto no quiere decir que el paciente que quiera no pueda llamar al médico siempre que quiera.


"O aprovechamos a los médicos que tenemos, o el modelo simplemente se hunde"


Trabajar bajo demanda para ser más eficientes, por lo tanto.

Efectivamente. Se trata de utilizar a cada profesional para lo que mejor sabe hacer, sin limitar el uso de cada uno de ellos, ojo. También hay que reforzar a la plantilla de administrativos, porque muchas cosas las pueden resolver ellos. Por ejemplo, algún tipo de trámite.

El nuevo modelo plantea la existencia de tres niveles asistenciales: Centros de Salud, Consultorios Rural de Agrupación (CRA) y Consultorios de Proximidad, siendo los CRA la principal novedad. ¿En qué consisten?

El CRA es un centro en el que se ha centralizado la atención todos los días de la semana. Se dota de mejores recursos y se sabe que ahí cada día va a ver profesionales médicos y enfermeros a diario. De manera que cualquier persona, viva donde viva, va a poder ir a estos consultorios. Se trata de elegir todas las Zonas Básicas de Salud, que tienen unos números muy elevados de consultorios. Se trata de ver cuáles de ellos tienen mejores prestaciones y pueden funcionar como centro de referencia de una parte de esa zona.

¿Y los Consultorios de Proximidad?

Son los centros que no van a ser elegidos como CRA. Estos van a ser atendidos siempre y cuando haya alguien que lo solicite.

La propuesta de la Junta para la asistencia en el entorno rural se está testando a través de un proyecto piloto que está implantando en la comarca zamorana de Aliste. ¿Por qué se ha elegido esta zona?

Aliste no es una zona fácil para hacer un pilotaje de modelo. Lo que pasa es que es una zona que ha estado teniendo muchas dificultades para cubrir la atención sanitaria y, entonces, le pidieron a la consejera Verónica Casado una solución y ella se comprometió a dársela. Ni más ni menos. Aliste es la primera zona que ha reclamado una solución y por eso es la primera a la que se ha propuesto empezar a aplicar este modelo.

Hemos presentado el modelo a todos los agentes implicados y hemos recibido propuestas de varios de ellos. Tenemos una propuesta de los alcaldes de algún y de algún sindicato, y a título individual de algún miembro del equipo o del personal vinculada con la zona. Estamos analizando las propuestas y vamos a sacar en breve la que más consenso nos parezca que va a tener.

Los sindicatos creen que no se ha contado con ellos a la hora de elaborar este modelo.

El manejo de la información es algo muy complicado porque nuestro objetivo ha sido tener cerrada una propuesta y hacérsela llegar a todos los agentes. Lo que pasa es que cuando se empieza a elaborar información, ésta se va de las manos y llega a todo el mundo de forma poco organizada. Claro que se ha informado a los sindicatos en cuanto se ha tenido algo que difundir, pero no antes. Es verdad que tanto sindicatos como alcaldes y los propios profesionales se han quejado de que no se ha contado con ellos, pero les ha llegado la información cuando ya había algo difundir. Estamos en fase de recibir todas las propuestas. Claro que se ha contado con ellos, pero cuando teníamos algo que poder decir.


"No se va a cerrar ningún consultorio local en Castilla y León"


De hecho, los alcaldes de Aliste han presentado sus propias propuestas y sugerencias.

Claro, estamos en esa fase. De hecho, creo que sí hemos contado porque en los meses anteriores ha habido grupos de trabajo con sindicatos, partidos políticos, representantes de las federaciones de provincias, etcétera. Todas estas entidades han trabajado en estos grupos de los que han salido propuestas, a través de las cuales se ha elaborado un modelo que estamos proponiendo. Se ha contado con ellos en la fase previa y una vez que ha habido una propuesta.

¿Para cuándo se prevé que esté completamente operativo este modelo?

Dependerá del modelo que se elija. Si se asemeja más a lo que propone la Consejería, se necesitarían unas modificaciones en infraestructura y podría estar funcionando la próxima primavera. Si al final se opta por un modelo como el que proponen los alcaldes o algunos sindicatos, que se trata de un modelo organizativo que necesita menos infraestructura, podríamos estar hablando de finales de enero.

En algunas de las propuestas no terminan de ver clara la Agrupación. Entonces haríamos una reorganización de las tareas pero sin estos Consultorios de Proximidad. Si optamos por estos modelos y por una organización más sencilla podría ser en enero.

¿Cuáles son los retos más acuciantes a los que se debe hacer frente para resolver los problemas de la asistencia rural?

Los retos que tiene esta Comunidad son la dispersión y la despoblación. Es decir, tenemos pequeños núcleos de población muy dispersos entre sí y con una población muy envejecida y que padece de enfermedades crónicas. Además, tenemos muy pocos profesionales. El reto es dar atención a todas estas poblaciones de edad avanzada y enfermedades crónicas es necesario buscar modelos sin, repito, quitar la accesibilidad siempre que sea necesaria.

Lo que tenemos muy claro es que las necesidades de cada zona son distintas. A lo mejor un modelo es aplicable en una zona pero no es el ideal para otra. Además, de ningún modo se va a imponer. Si una zona no quiere este modelo habrá que buscar una solución para poder organizar la atención con los medios que se tiene. No se va a imponer.

Lo que está claro es que el modelo actual no es viable. En el punto en el que estamos, en el que no se ha hecho ninguna reforma de la atención desde hace casi 40 años, y teniendo en cuenta que ha cambiado la situación de la población como de los profesionales, pues hace algo es imprescindible. Además hay que tener en cuenta que el 40 por ciento de la plantilla se va a jubilar próximamente y no hay recambios. O hacemos algo para aprovechar a los médicos que tenemos y que vengan médicos aquí, o dentro de muy poco tiempo el modelo, simplemente, se hunde. Es insostenible.

¿Habéis consultado los modelos de otras Comunidades Autónomas con características demográficas similares para tomar referencias?

Sí. No hay ninguna que tenga un modelo como el nuestro con un consultorio en cada localidad. En todas está la atención más o menos agrupada.

Y a la inversa, ¿alguna Comunidad se ha fijado en vuestro modelo?

Tenemos los ojos de muchas comunidades puestos en nuestra propuesta. Está claro que la apuesta por la Atención Primaria en Castilla y León es líder, por eso hay muchas regiones a la expectativa de ver cómo va a funcionar lo que se está haciendo aquí.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.