"Existe una excesiva dependencia hospitalaria de la sanidad en Cantabria"

César Pascual (PP), que se estrena como parlamentario en Cantabria, responde a las preguntas de Redacción Médica

César Pascual, diputado en el Parlamento de Cantabria.
"Existe una excesiva dependencia hospitalaria de la sanidad en Cantabria"
jue 20 junio 2019. 11.20H
César Pascual (Partido Popular) es uno de los rostros más reconocibles de la gestión sanitaria en nuestro país. Durante su dilatada carrera ha ocupado cargos como el de gerente del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla o director general de la Coordinación de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

Tras años ejerciendo, ha decidido dar el salto a la política parlamentaria para seguir contribuyendo a la sanidad, aunque los próximos cuatro años lo hará desde otra perspectiva: la del Parlamento. A pesar de ocupar escaño en la bancada de la oposición, Pascual, en una entrevista con Redacción Médica, defiende la capacidad de hacer política y sacar adelante medidas sanitarias a través de los pactos con otras formaciones políticas.

En este sentido, asegura que la mayoría de los partidos con representación parlamentaria comparten "prácticamente más del 90 por ciento de las cosas" en el ámbito de la sanidad, como es la necesidad de mejorar la asistencia en el medio rural, apostar por las nuevas tecnologías o reforzar la Atención Primaria.

¿Por qué decides dar el salto a la política parlamentaria?

Simplemente por un compromiso personal. Cuando se celebró el congreso regional del partido me llamaron y a partir de ahí decido dar el salto a la política parlamentaria porque creo que era un buen momento para hacer sanidad desde otra perspectiva. También se puede hacer sanidad desde el ámbito de los partidos políticos. Creo que es una etapa interesante.

¿Cómo afrontas la próxima legislatura desde la oposición?

Ser partido en la oposición condiciona el papel que nos toca. Por una parte, debemos realizar la acción de control de Gobierno, como todo partido en la oposición. Nuestra idea es hacerlo responsablemente y que los ciudadanos de Cantabria tengan respuesta frente a las decisiones del Gobierno en materia sanitaria.


"En la sanidad nos unen muchas más cosas de las que nos separan"


Por otro lado, también es importante una voluntad firme de pactar con todas las fuerzas políticas en el ámbito sanitario. Es necesario hacerlo. Hay un sentimiento generalizado. Se puede colaborar con otros partidos y ser capaces de buscar el consenso, porque todas las formaciones lo debemos hacer.

En la sanidad nos unen muchas más cosas de las que nos separan. Salvo determinados partidos, que tienen una posición más radical, la mayoría de los partidos con representación parlamentaria compartimos prácticamente más del 90 por ciento de las cosas. Hay muy pocas que nos diferencien. Matices, pero siempre cabe el diálogo y el consenso.

En Madrid tuvimos una experiencia similar y sacamos adelante la ley de profesionalización o los planes de estabilización sanitaria, y creo que es una experiencia que en Cantabria se puede repetir también. ¿En la oposición? Vale, lo haremos con sensatez y con solvencia intentando buscar todos los apoyos, principalmente el de los partidos que van a sostener el Gobierno -Partido Regionalista de Cantabria y PSOE-.

¿Cuáles son esas necesidades de la sanidad cántabra que, precisamente, requieren del consenso de los partidos?

En Cantabria tenemos que hacer una apuesta por la Atención Primaria con especial énfasis en el medio rural. No tenemos la distorsión que tienen otras Comunidades Autónomas por el tamaño que pueden tener, como Castilla y León o Castilla-La Mancha, pero sí tenemos un medio rural de montaña que tiene una complejidad especial y que requiere, por tanto, una especial atención. Tenemos aquí el mismo problema que tiene todo el mundo, que no es otro que el déficit de médicos.

Luego, en Santander, Valdecilla es el buque insignia de la sanidad y que además de tener el liderazgo asistencial que tiene, debe colaborar también a ser un motor de innovación y desarrollo excepcional. Está en condiciones de serlo, y por tanto vamos a hacer una apuesta por él.

No va a haber más médicos, lo sabemos. Vamos a tener que seguir trabajando con los mismos servicios, pero creo que con las tecnologías de aprendizaje automático e Inteligencia Artificial vamos a tener a nuestra disposición aplicaciones y tecnologías que van a permitir al médico trabajar mucho mejor y reducir la presión asistencial.


"Tenemos que apostar por la Atención Primaria con énfasis en el medio rural"


Otra cosa que también es muy importante es el ciudadano que, por lo general, en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) ha estado bastante ausente. Tenemos que incorporar mucho más profundamente en la participación al paciente, pero también como ciudadano, cuya voz también debe ser oída, fundamentalmente porque además lo que nos interesa es mejorar la salud pública y la prevención para que la gente no enferme.

Lo mejor es el autocuidado cuando los ciudadanos están sanos. Hay que fijarse en el paciente, por supuesto, pero también en el ciudadano que está sano. Esta es una apuesta que deben hacer todos los centros de salud. Cuando haya un mejor autocuidado y medidas para la prevención de una enfermedad, mejor. No hay que esperar a que sea paciente para comenzar a tomar medidas.

También mejorar la transparencia. Encontrar información en la Página web del SCS es muy complicado. No hay un observatorio como en Madrid. Proponemos crear un ente similar que permita fomentar la transparencia de lo que hace la Administración y que los ciudadanos lo puedan ver.

Actualmente se está debatiendo sobre si el Instituto de Servicios Sociales (ICASS) podría ser absorbido por la Consejería de Sanidad. ¿Qué te parecería?

A mí me gusta. Cuando el Partido Popular gobernó aquí en Cantabria estaba unido y permitió una mucha mejor coordinación porque perteneces a la misma Consejería. Es una medida razonable porque necesitamos trabajar juntos, también para el impulso del servicio sociosanitario en el entorno rural.

Los ciudadanos que viven en entornos urbanos tienen más facilidades para acceder a los recursos que la gente del medio rural, que tiene que bajar a los centros sanitarios de las ciudades. Entonces, el abordaje de la dependencia en el medio rural es distinto al abordaje que se puede hacer a nivel urbano. Aquí hay que contar con los profesionales del medio sanitario.

No es razonable que un señor estudie Enfermería o Medicina cuya jornada laboral el 50 por ciento sea conduciendo por trabajo. Tenemos que buscar un sistema por el cual el profesional se dedique a la asistencia sanitaria, pero no penalicemos al paciente. En esto tenemos que buscar con los profesionales también alternativas que ellos plantean, algunas son razonables, otras son más discutibles.

¿Cuáles son algunas de las medidas que se contemplan para mejorar la calidad asistencial en el medio rural?


"Sorprende que en Cantabria los centros de salud sólo abren de 8 a 15"


Por ejemplo con los ayuntamientos, facilitar el transporte a los centros de salud con transporte público. Recoger a los pacientes para llevarlos es un problema porque claro, tú a un paciente para una consulta de una hora no puedes recogerlo a los ocho de la mañana y devolverle a las dos de la tarde. Es complejo, pero habría que ir buscando soluciones y los médicos tendrían que organizarse.

Luego sobre todo potenciar la telemedicina también. Esto sería una buena solución para la gente que vive en valles que están aislados y que necesitan a los profesionales de Atención Primaria. En este sentido hay experiencias con zonas aisladas como Potes y funciona muy bien. También hay que facilitar el soporte para que los centros de Atención Primaria en estas zonas sean más resolutivos.

Además lo que queremos hacer es que la Administración colabore con los profesionales, en especial con Atención Primaria, y también se requiere la colaboración con los servicios sociales.

¿Qué te ha llamado la atención cuando has vuelto a Cantabria desde Madrid?

Sorprende que en Cantabria los centros de salud sólo abren de las 8 a las 15 horas. Ha habido una pequeña protesta al respecto, pero tampoco ha habido una contestación ciudadana como en Madrid. Aquí el horario ya era hasta las 17 horas. Creo que era un horario razonable que permite que una parte de la atención fuera por la tarde y creo que se podría haber mantenido llegando a acuerdos con los profesionales, porque tampoco se tiene por qué lesionar los derechos de los profesionales en cuanto a conciliación laboral.

Me ha sorprendido también la excesiva dependencia hospitalaria de la sanidad en Cantabria. Creo que la Atención Primaria es menos resolutiva que la de Madrid. En este sentido, hay que adoptar medidas para reducir la dependencia de los hospitales.

El Hospital de Valdecilla es un tema que te toca de cerca dado que durante años has sido el gerente. En este sentido, el PRC exige al Gobierno de Pedro Sánchez que se comprometa al pago de la deuda por la reforma del hospital. ¿Qué valoración haces al respecto?

Es una cuestión que ya estaba sobre la mesa con el Partido Popular. Cabe recordar que hubo un año -2016- que el Gobierno de Cantabria -PRC-PSOE- no fue capaz de justificar en tiempo y forma, de modo que los 22 millones que el PP en Madrid había concedido a Valdecilla no llegaron porque el Ejecutivo regional no cumplió con sus obligaciones.

No obstante es un compromiso que compartimos y que primeramente fue firmado, precisamente, por el Gobierno de José María Aznar como consecuencia del terrible accidente que hubo con decenas de heridos -una fachada del hospital se desplomó-. Es una condición sine qua non de la transferencia sanitaria. De hecho durante nuestra legislatura terminamos las obras.

Por último, ¿qué propones para los MIR y sus necesidades?

"Hay que incorporar otras profesiones, como ingenieros o informáticos"



En este sentido, hay que ser capaces de ajustarnos a la necesidad. No es cuestión de pedir más MIR o especialización, sino que primero debemos definir la cartera de servicios que vamos a tener, y eso todavía no se ha definido. Esto hacerlo mirando a la Medicina del futuro, porque habrá especialidades que van a cambiar notablemente en cuanto a su forma de trabajo y su resolutividad.

También hay que desarrollar las áreas de competencia porque, precisamente, estas tecnologías van a exigir la adecuación de ciertas áreas. También habrá que incorporar otras profesiones, como los ingenieros, informáticos o los biomecánicos. Todo esto también hay que calcularlo a la hora de organizar los MIR.

Por eso hay que elaborar un registro de profesionales y profesiones. Esto es algo que el Ministerio de Sanidad debería tomar como una urgencia y actuar rápido, porque no podemos esperar cinco años a un grupo de trabajo. Otros países como Alemania y Francia ya lo están haciendo, y podemos aprender de ellos.

Tampoco podemos saturar a los hospitales con personal en formación si queremos una educación de calidad. Tampoco está resuelto el problema de los tutores, que no están reconocidos y no cuentan con su propio estatuto, con lo cual se desmotivan. Las Facultades de Medicina se están quedando sin profesores. El problema es muy complejo.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.