21 de septiembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 14:30
Autonomías > Andalucía

Una técnica del Reina Sofía mejora la conservación de trasplantes de pulmón

Determinados pulmones no válidos para el trasplante pueden acondicionarse forma para que sí se puedan trasplantar

Vista exterior del Hospital Reina Sofía de Córdoba.
Una técnica del Reina Sofía mejora la conservación de trasplantes de pulmón
Redacción
Miércoles, 16 de agosto de 2017, a las 18:10
El Hospital Reina Sofía de Córdoba ha incorporado una nueva técnica que favorece la conservación de los pulmones tras la extracción previa al trasplante y permite mejorar el funcionamiento de los órganos, restaurar el posible deterioro sufrido tras la muerte del donante y trasplantarlos horas después en mejores condiciones y con mayor seguridad para el receptor.

Así lo ha explicado el responsable del Equipo de Trasplantes de Pulmón del hospital cordobés, Ángel Salvatierra, en una rueda de prensa celebrada en Sevilla donde la consejera de Salud, Marina Álvarez, ha informado sobre el balance de donaciones y trasplantes en Andalucía en los primeros siete meses del año.

Salvatierra ha destacado que el desarrollo de esta nueva técnica, denominada 'perfusión pulmonar exvivo' y que podrá aplicarse en las próximas semanas, supone un importante avance porque los pulmones son los órganos más difíciles de obtener, ya que se deterioran de forma inmediata tras la muerte del paciente.

Según ha relatado, "esta nueva técnica consiste en conectar los pulmones extraídos del donante a un circuito extracorpóreo, una máquina que permite su oxigenación, la aplicación de medicamentos y su evaluación funcional, como si estuvieran en el interior del tórax".

Entre un 15 y un 25% más de pulmones aptos para trasplante

La función fundamental de la técnica es incrementar el número de pulmones donantes aptos para el trasplante. De esta forma, determinados pulmones no válidos para el trasplante pueden acondicionarse con esta técnica de forma que puedan trasplantarse, por lo que podría incrementarse el número de trasplantes pulmonares entre un 15 y un 25 por ciento.

Al estar los pulmones fuera del organismo, pueden reacondicionarse y tratarse mediante técnicas y fármacos que no podrían usarse antes de su extracción, ya que perjudicarían al resto de tejidos y órganos.

La tecnología necesaria para realizar esta técnica está ya incorporada al Hospital Reina Sofía de Córdoba y los profesionales del Equipo de Trasplante de Pulmón están preparados para poder aplicarla en las próximas semanas.