Víricö

"Si no hay medios para atendernos a todos, el problema desde luego no está en los enfermos", escribe en Twitter.

Ola de quejas a una científica por su "si estás fastidiado ve a Urgencias"
Un servicio de urgencias de un centro sanitario.


19 dic 2019. 17.00H
SE LEE EN 5 minutos
Basta con un solo mensaje en redes sociales con cierta difusión para que la teoría general que día a día construyen los profesionales sanitarios pueda quedar en entredicho. Así ha ocurrido con una científica, que exponiendo el caso de su marido ha recomendado ir a urgencias si se tiene algún dolor pese a los riesgos que siempre denuncian los profesionales sanitarios sobre los colapsos de estos servicios. 

Se trata de Deborah García, que en su perfil en la red social Twitter ha escrito que "si mi marido no hubiese ido a urgencias por ese extraño dolor de barriga, por aquello de no colapsar las urgencias, yo no habría tenido marido". Es más, recomienda que "si estás fastidiado, vete a urgencias". Y añade que "si no hay medios para atendernos a todos, el problema desde luego no está en los enfermos". 

"El concepto 'estar fastidiado' hay que acotarlo, hay quien lo está por una ampolla en un dedo"



Su tuit ha acumulado ya más de 2000 retuits y de 7.200 'me gusta', ha provocado numerosas reacciones, precisamente de los profesionales sanitarios, que le matizan o critican su punto de vista. "Ufff, comprendo que no comprendas, no eres médico. Estamos para ayudar, es lo más importante para nosotros, no entendéis nada", le asegura un médico de Familia. 

También un profesional de Medicina Preventiva le explica que hay algunos matices a su afirmación. Entre ellos, "el concepto 'estar fastidiado' hay que acotarlo, hay quien lo está por una ampolla en un dedo", o que "en efecto NO es culpa de los enfermos. Es culpa, entre otras, de NO tener una buena educación sanitaria". Por último, lamenta que "si intentamos educar, muchos se indignan". 

El buen uso depende de los usuarios


Del mismo modo, le pide que matice o rectifique un cirujano general, que expone que "un forúnculo, un uñero, un ataque de ciática son un fastidio y no por ello requieren de ir a urgencias. Si bien las plantillas son cortas, es cosa de los usuarios el buen uso de los recursos. Una persona con tu influencia debería medir esto", le aconseja. 

Para otro médico internista, "el tema es difícil de explicar. No se pone en duda que quien se sienta mal vaya a urgencias. Pero sí pedimos que no se vaya a urgencias 'porque sea lo más cómodo', igual que no abres un bote nuevo de champú cuando queda poco sino que lo apuras", compara en un tuit. 

Aludiendo a su formación científica, muchos le piden que no cometa un sesgo de selección y "no extrapoles un caso particular como una generalidad. Si estás fastidiado, sin duda, ve a urgencias. Pero si una vez allí, después de haberte valorado en triaje, te toca esperar 4 horas, entiende que quizá no es tan grave", defiende un médico y enfermero. También la cuenta de Enfermera Saturada le responde que "te aseguro que todos los pacientes que vienen a urgencias consideran que 'están fastidiados'. Lo que pasa es que no todos los fastidios son urgencias". 

Cosas que fastidian pero no son urgentes


Más extensa es la respuesta de una médica de Familia, que le pide "por favor que matizases el tuit. 'Fastidiado' es un concepto muy amplio. Anda que no te deja fastidiado una gripe, y sin embargo con gripe se debe quedar uno en su casa, no acudir al hospital a propagar el virus a pacientes en sala de espera que pueden pertenecer a grupos de riesgo y pueden llegar a desfallecer por este motivo. Hay gente que considera que su dolor de hombro de meses de evolución que no le deja dormir le tiene muy fastidiado. Y no, no es una urgencia. A urgencias se va por cosas urgentes y patologías graves, no porque tiene una uña encarnada que no le deja caminar. O porque tiene insomnio. O porque tiene 2 mocos y necesita receta. Todas esas cosas 'fastidian', pero no son urgentes. Y lo que consiguen es colapsar el Servicio y que se atienda peor y más tarde a los casos graves". 

Por último, y a modo de solución, la boticaria Gemma del Caño recuerda que "hace demasiados [años] ya propuse que sólo hubiera dos maneras de entrar en urgencias: en ambulancia o con un papel del punto de atención continuada. Ni copago ni ná. Me dijeron que eso implicaba reforzar esos dos servicios y que eso... pues eso, que no", sentencia. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.