La nueva convocatoria electoral deja seis meses la sanidad 'en funciones'

El Ejecutivo ha avanzado en un nuevo modelo de examen MIR, el plan antitabaco y el abordaje del brote de la listeria

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, y María Luisa Carcedo, ministra de Sanidad en funciones.
La nueva convocatoria electoral deja seis meses la sanidad 'en funciones'
mar 17 septiembre 2019. 20.50H
135 días más tarde desde que el pasado 28 de abril se abrieran las urnas para escrutar los votos de las elecciones generales, el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, volverá a convocar, por segunda vez en menos de un año, elecciones generales, después de que el Rey haya decidido este martes no postular a ningún candidato a presidir el Gobierno. Los españoles volverán a las urnas el 10 de noviembre y, consiguientemente, el actual Gobierno continuará su mandato hasta un nuevo resultado electoral.

De esta forma, la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, vuelve a afrontar un mandato en el que los proyectos y planes sanitarios quedan ‘acortados’ por no contar con la funcionalidad plena de las cámaras parlamentarias (apenas se han convocado plenos) y teniendo que ‘tirar’ de Real Decreto.

Todavía por confirmar si compaginará su trabajo como ministra con el de candidata (como sí lo hizo en la anterior convocatoria electoral) Carcedo cierra una etapa en la que la aprobación de un nuevo modelo MIR y los planes antitabaco y para la salud mental han protagonizado sus avances. 

Y es que, los cambios en la prueba de acceso al MIR han sido uno de los últimos 'hitos' del mandato de María Luisa Carcedo. Con 4 horas de duración y 175 preguntas (en años anteriores eran 5 horas y 225 preguntas), además del cambio de baremo académico, el nuevo examen ha marcado un antes y un después con una oferta de plazas record, con un total de 7.512, de las que 2.205 irán dirigidas a la especialidad de Medicina de Familia.


Fichar en sanidad


Además, aunque no habrá sido tan ‘agradable’, Carcedo también ha vivido unos últimos meses en el candelero de la actualidad por la gestión de la alerta por listeriosis originada en la comunidad autónoma de Andalucía. Centró la primera (y última) comparecencia de la ministra en el Congreso de los Diputados. Mientras tanto ha aprobado planes de lucha contra el tabaco y ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que el preservativo sea gratuito para evitar la propagación de ETS.

A nivel laboral, además de seguir avanzando en la implantación del Plan de Atención Primaria que ya puso en marcha antes de la convocatoria de elecciones de abril, el Ejecutivo en funciones aprobó mediante real decreto la nueva ley que obliga a registrar la jornada horaria que hacen todos sus trabajadores. La norma se estrenó el 12 de mayo rodeada de dudas en sanidad y afectando sólo a algunos empleados públicos.

Por otro lado, durante estos meses la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) ha desarrollado un marco de colaboración con los hospitales de los servicios de salud privados para mejorar su implantación y poder llegar a más usuarios.


Pendiente: desarrollo de la prescripción y 35 horas


Aunque ya se ha empezado a poner en marcha el grupo de trabajo para elaborar los protocolos de prescripción enfermera, al Gobierno todavía le queda mucho trabajo por hacer un año después del anuncio del Real Decreto.  Además, el Ministerio también tiene sobre la mesa una vuelta “real” a las 35 horas. Aunque hace unos meses el Gobierno ya aprobaba la vuelta a las desaparecidas jornadas de 35 horas, las autonomías y las exigencias de organismos como Hacienda o Función Pública ha hecho que la gran mayoría de los sanitarios sigan trabajando con jornadas de 37.

Para terminar el apartado profesional, María Luisa Carcedo también tiene sobre la mesa elaborar un nuevo Real Decreto de Formación Sanitaria Especializada, tras el fallido Real Decreto de Troncalidad, suspendido por el Tribunal Supremo. En estos momentos, el Ministerio de Sanidad ya trabaja en una nueva norma que reestructure la Formaación Sanitaria Especializada, en la que se contempla nuevos matices como los procesos por los cuales crear nuevas especialidades y ACE, así como la posibilidad de regular la "formación común" de los MIR. 

Carcedo también se queda con el Plan para la Protección de la Salud frente a las Pseudoterapias en el tintero y todavía por concretar tras haberlo aprobado hace varios meses. Una iniciativa promulgada conjuntamente entre el Ministerio de Sanidad y el de Ciencia. Este seguía cuatro líneas estratégicas para proteger al paciente de estas terapias, y que tenía como fin generar, difundir y facilitar información basada en el conocimiento y en la evidencia científica más actualizada.


Agenda sectorial con la industria 


El Ministerio de Sanidad también tenía entre manos el Real Decreto de precio de los productos sanitarios, a través del cual se actualizarían los márgenes fijados en concepto de distribución y dispensación para un total de 23 artículos. Otro tema que se quedaría en el tintero es la nueva propuesta del convenio entre Farmaindustria y la Administración Pública. Si bien, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, anunció la prórroga del mismo, aunque matizó la intención del Ejecutivo de revisarlo. El objetivo de una nueva propuesta es conseguir un uso más racional del medicamento.

Por último, sobre la mesa del Ministerio de Industria se quedará el proyecto referido a la agenda sectorial de la industria farmacéutica, para el que ya se ha presentado un primer borrador. Un proyecto que funcionaría como hoja de ruta a medio y largo plazo para marcar las principales líneas de actuación futuras de la industria farmacéutica.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.