Los profesionales sanitarios piden a las autoridades que "no bajen la guardia" y aprendan de los errores de Navidad

Covid| Semana Santa médica: reuniones de 6, toque de queda y aforo según IA
Julián Domínguez y Vicente Martín Sánchez.


02 mar 2021. 15.05H
SE LEE EN 6 minutos
'Salvar' el verano propició una segunda ola del coronavirus y 'salvar' la Navidad llevó a una tercera contra la que aún se lucha en España. Sobre el segundo caso, el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ya admitió en el Congreso que fue un error, pero también "una gran lección". "No debimos bajar la guardia entonces y en consecuencia no debemos hacerlo ahora", aseguró ante el resto de los diputados. Es por eso que el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas ya han encomendado a la Comisión de Salud Pública a trabajar en las posibles acciones para llevar a cabo en Semana Santa. El documento se abordará en las próximas semanas en Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. 

Uno de los problemas que se produjo en Navidad, según los expertos, fue precisamente la no coordinación entre las comuniades autónomas. Por eso Julián Domínguez, miembro de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (Sempsph), espera que el documento que se aborde ahora sea en clave nacional.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

"Que cada comunidad autónoma tome sus medidas es un desacierto. No puede haber 19 direcciones generales de Salud Pública tomando decisiones. El Ministerio de Sanidad debe retomar el liderazgo. Salvar la Semana Santa es volver a tener cientos o miles de muertos y miles de casos", asegura a este medio el también jefe del Servicio de Preventiva en Ceuta. 

Domínguez aclara que, de cara a la desescalada y a las fiestas, el Real Decreto por el que se declara el Estado de Alarma prevalece. Es decir: se mantiene el toque de queda, la limitación de la movilidad de las comunidades autónomas -salvo en los supuestos recogidos en su artículo 6-, y un máximo de seis personas en reuniones. Todo lo demás -como el aforo de los espacios cerrados, o el cierre de actividades no esenciales- dependerá del nivel de riesgo de cada territorio. Los requisitos y las medidas vienen recogidas en el documento de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión del Covid-19'. 

Por todo eso, Domínguez considera que no se debe permitir el turismo durante la Semana Santa. Tampoco este 'turismo pandémico' que está llegado a España aprovechando que en algunas comunidades autónomas las medidas son más permisivas que en sus respectivos países. 

El objetivo de llegar los 50 casos por 100.000 habitantes


Sánchez advirtió de que el objetivo no era salvar (de nuevo) unas fiestas, sino bajar de los 50 casos de incidencia por 100.000 habitantes. Pero, tal y como recuerda Julián Domínguez, no bastaría solo con eso: habría que mantener esos datos durante 14 días para permanecer en un nivel de riesgo inferior, como recoge el documento de 'Actuaciones de respuesta coordinada'. Y además de ese requisito, se exige que se consigan dos indicadores más. Es decir, que llegar a esa disminución del riesgo "se ve complicado".

Sí podrían permitirse actividades no esenciales que hasta ahora están más restringidas, aunque manteniendo las medidas preventivas de higiene, la distancia física, la ventilación de espacios y, por supuesto, la vacunación masiva

"Si promovemos que con menos de 50 casos por 100.000 habitantes se vuelva a una absoluta normalidad, se provocaría un nuevo brote a corto plazo", asegura. 

Primaria, contra una desescalada


En Atención Primaria se echan las manos a la cabeza solo de oír hablar de salvar la Semana Santa. Vicente Martín Sánchez, miembro de la Junta Directiva Nacional y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de León, señala que ellos ya indicaron que salvar la Navidad les parecía un error. "Y los hechos, desgraciadamente, nos han dado la razón", afirma. 

"Entonces hubo un problema con los encuentros sociales y el uso de la mascarilla, que no es fácil. Ahora se añade la irrupción de la variante británica con más transmisibilidad. Todo esto ha llevado a que la tercera ola ascendiese, y estuviera cerca de colapsar los hospitale. Por eso, y teniendo en cuenta que el porcentaje de la población inmunizada es todavía bajo, no estamos en condiciones de darnos una alegría", afirma. 

Martín Sánchez lanza un mensaje tanto a la población como a las autoridades sanitarias: la desescalada debe hacerse "con mucha precaución" y atendiendo al "derecho a la salud y a la vida". "Pensamos que ya queda menos. Todo el mundo está fatigado y sectores, como el turismo o la hostelería, están pasando muchos problemas económicos. Pero hay gente que ya no va a celebrar la Semana Santa ni la Navidad siguiente", afirma en relación a los miles de muertes que ha dejado, y sigue dejando, la pandemia. 

Así está la desescalada en cada CCAA


Los anuncios de desescalada se suceden entre las comunidades autónomas y ya ninguna mantiene la hostelería cerrada. Baleares, La Rioja y Galicia han sido las últimas en permitir la reapertura de un sector que en todo el territorio español se encuentra con horarios limitados y aforos restringidos, pese a que en estos territorios la presión asistencial se mantiene alta.

Es el caso de Cataluña, donde debido a un ligero repunte de la situación epidemiológica han decido mantener la limitación de horarios en dicho sector. También se mantiene el toque de queda, algo transversal en la mayoría de territorios independientemente de su situación.

En cuanto las reuniones, gracias a sus buenos datos epidemiológicos, en varias islas de Canarias se pueden reunir hasta 10 personas de varios núcleos de convivencia. Mientras que en el resto del territorio peninsular reina el binomio de dos núcleos de convivencia y reuniones de entre 4 y 6 personas.

Las comunidades también han apostado por varios sistemas de desescalada como los semáforos o los niveles, de manera que ligan las restricciones de los municipios a la clasificación que les otorguen sus indicadores epidemiológicos. Unos indicadores que siguen marcando los confinamientos perimetrales, que tanto las regiones más afectadas como Madrid, País Vasco o Aragón como las más aliviadas (Extremadura, Murcia o Castilla-La Mancha) están retirando a nivel municipal mientras lo mantienen a nivel autonómico.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.