10N: la sanidad copa una de las grandes 'enganchadas' del debate electoral

Copago, listas de espera y atención a inmigrantes centran las diferencias de cara al 10N

Imagen al inicio del debate.
10N: la sanidad copa una de las grandes 'enganchadas' del debate electoral
lun 04 noviembre 2019. 23.50H
La sanidad ha recuperado protagonismo en el único debate electoral con los candidatos a presidente previo a las Elecciones Generales del próximo 10 de noviembre. De hecho, ha sido la gran catalizadora de uno de los 'enganchones' más destacables entre los cinco aspirantes a liderar el Gobierno de España.

Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Santiago Abascal han deslizado hasta 18 menciones a la sanidad durante sus múltiples intervenciones en un debate que ha durado casi 3 horas. En él, las donaciones de Amancio Ortega de equipos oncológicos o la eliminación del copago farmacéutico han tenido sonada relevancia a modo de propuesta o reproche entre los presidenciables.

Además, la cuestión sanitaria ha quedado bastante repartida a lo largo de la cita política pues si Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han tenido a bien sacarla a la palestra al principio, solo Santiago Abascal y Pablo Casado han decidido incluirla en el 'minuto de oro' con el que han contado como broche a sus intervenciones.

En el transcurso de un encuentro que ha ganado peso sanitario respecto los dos debates consecutivos que se celebraron antes de los fallidos comicios del 28 de abril, los candidatos han presentado sus diferentes propuestas en esta materia. Todos ellos han seguido la línea de los programas electorales: copago y eutanasia (PSOE), listas de espera de menos de 30 días (PP), eliminar la atención sanitaria a "sin papeles" (Vox), tarjeta sanitaria única (Ciudadanos) o la sanidad universal (Unidas Podemos).


La sanidad ha contado con 18 menciones a lo largo del debate


El primero en nombrar la sanidad durante este debate ha sido Pedro Sánchez en su intervención inicial en la que, aunque ha reconocido que el Sistema Nacional de Salud (SNS) sea la preocupación de muchos españoles “como la educación o el paro”, ha incidido en que para encontrar una solución a las disyuntivas que presente "se necesita un Gobierno".

En uno de los bloques de mayor actualidad (el problema catalán), la sanidad también ha relucido de mano del líder de Unidas Podemos. Pablo Iglesias ha asegurado que su sentimiento de nación está en el funcionamiento de la sanidad española y no en una bandera. Valorando el sistema sanitario frente al estadounidense, el portavoz de los morados ha remarcado que “en su patria” cuando una persona necesita un trasplante de riñón, “tenemos una sanidad publica y universal” y sin importar que te atiendan en “euskera, gallego o catalán". “Eso me hace orgulloso de ser español y no tener una bandera”, afirmaba. 

Por su parte, el líder de Vox ha planteado al hablar de economía, que hay que reducir el gasto con medidas como la eliminación de la sanidad universal para inmigrantes. “Cuánto nos cuesta esto, ¿mil millones de euros?”, se ha preguntado en un tema que ha repetido en su discurso en varias ocasiones junto con recuperar desde el Gobierno el sistema sanitario (iniciativa con la que ha coincidido en su minuto de oro el líder del PP, Pablo Casado).

Sobre el acceso universal al sistema sanitario ha respondido Pablo Iglesias, quien ha asegurado que “se empieza quitando la sanidad a los inmigrantes y se termina quitando a los pobres”. Una declaración que ha dirigido directamente a Pedro Sánchez, al que ha reiterado durante toda su intervención a llegar a un pacto. 


Copago y dentista gratis 


Por otro lado, Pedro Sánchez ha recriminado a su truncado socio en el Gobierno de los últimos meses, Pablo Iglesias, criticar a Amancio Ortega por donar aparatos para la lucha contra el cáncer. “No sé qué concepto tiene usted”, ha reprochado Sánchez ante un perplejo Iglesias que negaba con la cabeza. 


Sánchez e Iglesias han tratado la sanidad al principio pero solo Casado y Abascal la han incluido en su 'minuto de oro'


Metido en medidas puramente sanitarias, Sánchez ha reivindicado que quieren aprobar la ley de eutanasia y muerte digna. El presidente en funciones ha sido uno de los que más promesas electorales ha hecho y, en ellas, ha apostado por eliminar el copago, incluir la salud bucodental, reducir tres cuartas partes las listas de dependencia, potenciar la investigación en enfermedades raras y un plan de lucha contra el suicido incluido en el marco de una estrategia nacional de Salud Mental.

Algo a lo que ha respondido Pablo Casado, quien ha criticado a Pedro Sánchez por ocultar “500.000 personas en listas de espera y un millón de no vacunados por la gripe en Andalucía”. “Hemos encontrado 17 millones de euros en deuda sanitaria”, ha apuntado Casado, quien se ha comprometido a reducir a 30 días las listas de espera en Sanidad y Dependencia. Estas declaraciones de Casado, apoyadas por Rivera, han interrumpido al socialista en varias ocasiones mientras que continuaba explicando sus medidas sanitarias diluidas entre las voces del resto de candidatos.

Continuando con las medidas sanitarias, Albert Rivera ha añadido que se necesita una tarjeta sanitaria única que ni el “PP ni el PSOE han puesto en marcha”. Un ataque que Pablo Casado ha negado asegurando que, "como explicó Ana Pastor, que la puso en marcha" ya existe. La propuesta de Rivera no es nueva y ya la presentó en el debate del 28A con una tarjeta con la bandera española de fondo. 

Pablo Iglesias, a quien Sánchez ha recriminado que considerara el ministerio de Sanidad como un "florero" durante las negociaciones del verano, ha prometido "dentista gratis y atención sanitaria a domicilio en las zonas rurales".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.