Sanidad privada y médicos harán frente común contra las incompatibilidades

ASPE y la OMC acuerdan la puesta en marcha de un grupo de trabajo para ahondar en este y otros temas de interés mutuo

Carlos Rus, secretario general de ASPE, y Serafín Romero, presidente de la OMC.
Sanidad privada y médicos harán frente común contra las incompatibilidades
mar 19 marzo 2019. 16.50H
Los médicos y la sanidad privada española harán frente común para pedir una reforma de la Ley de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas que permita que en toda España los sanitarios tengan "los mismos derechos laborales". Así se lo ha confirmado a Redacción Médica el secretario general de la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE), Carlos Rus, que ha señalado que la Organización Médica Colegial (OMC) ha dado su visto bueno a dar este paso. 

En concreto, la OMC y ASPE van a formar un grupo de trabajo donde aborden y hagan presión en aquellos temas de interés mutuo. Entre ellos se encuentra la incompatiblidad laboral de los médicos, algo que ha regulado como comunidad autónomas. De hecho, en estos momentos los profesionales del Principado de Asturias y Galicia no pueden compatiblizar su trabajo en la sanidad pública con la privada. "La incompatibilidad profesional es una rémora para combatir la escasez de profesionales sanitarios, algo que no solo padece la sanidad pública, también la privada", apunta Rus 

Consenso entre los profesionales



El objetivo de ASPE  y la OMC es unir fuerzas para hacer presión sobre puntos de acuerdo 


Como ha podido saber este periódico, fue el propio Carlos Rus quien propuso este viernes la posibilidad de organizar un foro entre ambas entidades para hacer frente común en suntos vitales para ambos. La vocalía nacional de Medicina Privada de la OMC votó a favor de la iniciativa y próximamente se formará el grupo de trabajo.

ASPE también está manteniendo conversaciones con el Consejo General de Enfermería para avanzar en temas comunes. El objetivo de la patronal es establecer un foro personalizado con los profesionales del sector para ponerse de acuerdo en puntos de presión. Esta estrategia se debe a la inestabilidad política del país, una inestabilidad que ha llevado a retrasar "una y otra vez aspectos clave para el sector sanitario".

El fin último es que haya consenso entre los profesionales sobre los temas a tratar con el Gobierno antes de debatir con los políticos, algo que en la actualidad se antoja difícil. De hecho, el Ministerio de Sanidad tenía previsto crear grupos de trabajo en los que estudiar las peticiones de la sanidad privada y negociar posibles mejoras para el sector pero con la convocatoria de elecciones se ha paralizado este proyecto, algo que a la patronal no ha sentado bien. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.