El grupo registra una PNL en el Congreso para solicitar un estudio sobre su inclusión en el calendario del SNS

El PSOE se une al Ministerio para financiar la vacuna de la meningitis
Ana Prieto, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad del Congreso


07 abr 2022. 12.00H
SE LEE EN 4 minutos
El Partido Socialista ha dado un paso adelante para incluir la vacuna del meningococo B en el calendario común del Sistema Nacional de Salud (SNS). Su grupo parlamentario en el Congreso ha presentado una proposición no de ley con el objetivo de instar al Gobierno a poner en marcha un estudio científico sobre esta ampliación de la estrategia de inmunización. Con esta propuesta, se han alineado con el punto de partida que ya está explorando el Ministerio de Sanidad que va a crear un grupo de trabajo para explorar esta posibilidad, tal y cómo adelantó Redacción Médica.

Esta nueva iniciativa parlamentaria ha permitido allanar el camino para extender de forma generalizada la vacunación contra la meningitis B en todo el territorio español, ya que hasta ahora solo se realiza de forma gratuita en Castilla y León, Canarias, Andalucía y Cataluña, mientras que en el resto de autonomías los interesados tienen que pagar un precio que ronda los 106 euros.

El grupo socialista ha sido el último en sumarse a una estrategia que cuenta con un apoyo mayoritario en el Congreso. El PDeCAT ya presentó su propia proposición no de ley para que se financiase en todas las regiones el fármaco contra la meningitis B. Su planteamiento ha sido respaldado tanto por las formaciones de la oposición (Partido Popular y Vox), como por alguno de los socios habituales del Gobierno, como Esquerra Republicana.

Más formación y comunicación sobre la meningitis


Además del estudio sobre la inclusión del fármaco en el calendario de vacunación, los socialistas también han pedido que se lleven a cabo otra serie de iniciativas como la colaboración en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (SNS) de todas las comunidades autónomas para implantar las “medidas necesarias para poner fin a la meningitis bacteriana como una amenaza a la salud pública”.

El texto, firmado por los diputados Ana Prieto, Guillermo Meijón y Rafaela Crespín, hace hincapié en la necesidad de mejorar y armonizar los conocimientos entre el personal sanitario sobre las pautas para la “detección precoz y el diagnóstico” de esta enfermedad, tanto en la Atención Primaria como en la especializada. Mientras que se solicita a las autonomías que lleven a cabo estrategias de comunicación para acercarse tanto a los adolescentes como los adultos jóvenes, que son dos de los grupos más vulnerables.

En su exposición de motivos, el PSOE ha recordado que la meningitis produjo cerca de 250.000 muertes en todo el mundo en el año 2019 y que provocó que una de cada cinco personas afectadas arrastrase secuelas o una discapacidad permanente después de la infección, de acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Esta enfermedad tiene, por tanto, graves consecuencias sanitarias, económicas y sociales. Y afecta a personas de todas las edades y en todos los países”, han apuntado.

La meningitis: objetivo mundial para 2030 


La iniciativa parlamentaria ha puesto el foco en concreto en el impacto de la meningitis bacteriana que representa un “gran desafío para los sistemas de salud”, debido a su alta tasa de letalidad y su propensión a ser causa de epidemias. Los objetivos marcados por la Asamblea Mundial de la Salud es que los casos se hayan reducido en todo el mundo un 50 por ciento y los fallecimientos un 70 por ciento, gracias a la vacunación para el año 2030

El Ministerio de Sanidad ha apuntado a que la mayor parte de los casos de enfermedad meningocócica en España se corresponden al serogrupo B, lo que afecta especialmente a los niños menores de 5 años. Entre 2017 y 2018 se llegaron a cuantificar hasta 54 pacientes, aunque la tendencia es descendente. Sin embargo, actualmente solo están incluidos en el calendario común de vacunación los fármacos para los serogrupos A, C, W e Y de la enfermedad.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.