Aboga por reforzar los estudios de pregrado y MIR para una mayor simetría entre centros de salud y hospitales

El PSOE coquetea con la idea de una formación médica exclusivamente pública
Adriana Lastra, coordinadora del 40º Congreso


14 oct 2021. 12.00H
SE LEE EN 5 minutos
La formación médica constituye una de las piezas clave en la 'hoja de ruta' marcada por el PSOE en el terreno sanitario. En este sentido, el partido apuesta por una financiación íntegramente pública para evitar que se genere dependencia de financiadores externos, por ejemplo del ámbito privado y garantizar así "la igualdad de oportunidades". 

Para los socilalistas, el aprendizaje sanitario constituye "la piedra de toque" del sistema, por lo cual, abogan por diseñar medidas que promuevan el acceso a los estudios de Medicina de personas jóvenes provenientes de diversos ámbitos socioeconómicos, tal y como señalan en el documento marco que marcará el cauce del 40º Congreso del partido

En cuanto a la formación continua, consideran que debe ser el SNS el encargado de sufragar y organizar los distintos programas y cursos, al contrario de lo que sucede en la actualidad, impidiendo así la dependencia de agentes externos y posibles conflictos de interés que puedan surgir de la práctica dual.

El marco estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria, aprobado y dotado con 176 millones de euros en los presupuestos de 2022, plantea reforzar igualmente los programas de pregrado y MIR, con contenidos y rotaciones más simétricas entre las especialidades por centro de salud y hospital.

Su propuesta de digitalización en Atención Primaria pasa por incorporar la telemedicina, la teleasistencia avanzada y la atención no presencial al funcionamiento normalizado de los centros de salud, especialmente tras la pandemia. En este sentido, creen que sería ideal una reorganización de los recursos y la organización de los servicios, permitiendo la incorporación de avances en el conocimiento médico y sus consiguientes cambios en la práctica clínica; la introducción de nuevas tecnologías, la digitalización o el big data. 

Medidas que exigen, no solo un plan de inversión en equipos de alta tecnología, sino también una mayor innovación. Desde el PSOE se comprometen en este sentido a incrementar gradualmente la inversión en I+D+i en los próximos años hasta el 2 por ciento del PIB, de forma que el sistema de I+D+i biosanitario lo vaya absorbiendo paulatinamente. "Vertebrando toda la coordinación del presupuesto de investigación biomédica a través del Instituto de Salud Carlos III y en cooperación con los sistemas autonómicos". 

Dentro del ámbito hospitalario, dicha digitalización irá orientada a una mayor cooperación entre los centros, forjando un funcionamiento en red que incluya hospitales comarcales y del ámbito rural. También se pretende avanzar en el mapa de la interoperabilidad digital entre CC. AA. a través de la tarjeta sanitaria, la receta electrónica o la historia clínica digital.

Mayor protagonismo de enfermería comunitaria 


El partido se compromete igualmente a mejorar este área con recursos adicionales para facilitar la atención urgente, permitir la igualdad de acceso, establecer un mayor protagonismo de la enfermería comunitaria y reforzar la asistencia en el medio rural. 

A la hora de garantizar el acceso equitativo, los socialistas ven como "asunto irrenunciable" la aprobación de una ley que consolide la universalidad como derecho de ciudadanía e impida la implementación de nuevos copagos "que tanta desigualdad generan en el acceso a la atención sanitaria y a los medicamentos". Los PGE 2021 ya eliminaban  una parte importante de los copagos para las rentas más bajas de seis millones de personas, entre pensionistas, familias con hijos/hijas y
menores con discapacidad.  

Con el impacto del Covid-19 todavía presente, especialmente en forma de retrasos en la atención a otras enfermedades, ven necesario revitalizar el sistema y adaptar su estructura y funcionamiento a la realidad epidemiológica actual, lo cual, conllevaría "resolver la precariedad laboral e incorporar los avances del conocimiento y la tecnología sanitaria". En relación a la salud mental, consideran imprescindible aumentar los recursos humanos especializados (psiquiatría, psicología clínica, enfermería de salud mental) para reducir las actuales listas de espera e integrar los recursos nuevos en los servicios existentes (comunitarios u hospitalarios). 

Transpaso de la gestión a los sanitarios


Otro de los objetivos marcados pasa por acortarla brecha que divide, en el ámbito sanitario, las actividades de gestión y dirección y las centradas en la salud, con programas de formación o derivando responsabilidades y actividades gestoras a los profesionales de la salud. 

A su propuesta añaden la creación de dos estrategias: una centrada en la cronicidad de los pacientes y otra para la atención integral de estas personas con pluripatología que permita la planificación de medidas de gestión y la evaluación de resultados según la efectividad de las intervenciones, desde una perspectiva de continuidad asistencial.

Estas iniciativas requerirán el desarrollo de modelos de atención más flexibles y prestaciones y servicios como el Hospital de Día, la hospitalización domiciliaria, etc. y en Atención Primaria, que desarrolle un papel coordinador de los servicios sanitarios, sociales y de salud pública.

Por último, para atajar "otras pandemias" , los socialistas urgen a ampliar la legislación para regular los nuevos consumos de tabaco y nuevos espacios sin humo. "Medidas como el empaquetado neutro ayudan a prevenir el consumo de tabaco, una de las enfermedades evitables de mayor impacto". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.