En total, las políticas del Ministerio de Sanidad recibirán un 11% más de presupuesto el año que viene, hasta 6.606M

El Gobierno destina 176 millones para reformar la Atención Primaria en 2022
María Jesús Montero y Meritxell Batet


13 oct 2021. 14.00H
SE LEE EN 5 minutos
El Ministerio de Sanidad destinará 176 millones de euros al desarrollo del marco estratégico de Atención Primaria y Comunitaria y 44 millones a la ampliación de los servicios de salud bucodental en el Sistema Nacional de Salud. Son algunas de las partidas clave que el Gobierno derivará al sector sanitario dentro del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2022, cuyo desglose ha presentado este miércoles la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero en el Congreso de los Diputados. 

Esos cerca de 200 millones irán destinados a mejorar aspectos como la accesibilidad, la calidad asistencial, la atención integral, las tecnologías de la información, y la medición de resultados clínicos. Aún así, el flujo de capital destinato a este marco esteatégico es casi 6 veces menor al del año anterior.

Durante la entrega de las las Cuentas a la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, la ministra ha asegurado que el año que viene,  el sector sanitario dispondrá del "triple de recursos" para vacunas, Atención Primaria, salud bucodental y salud mental. 

Además de la reforma de Atención Primaria, el Gobierno tiene previsto derivar 28 millones de euros a la creación de un Plan de implantación de la protonterapia junto con la Fundación Amancio Ortega Gaona, que incluye la incorporación de diez equipos de radioterapia de protones en centros públicos ; y otros 30 millones al Plan de Acción de Salud Mental y Covid-19, tal y como adelantó el presidente, Pedro Sánchez, el fin de semana anterior. 

La mayor parte del presupuesto sanitario, 1.172 millones de euros, irá encaminado a sufragar la adquisición de vacunas Covid-19. Una cifra menor a la fijada en las Cuentas de 2021, pero que, aún así, supone un incremento del 16 por ciento en comparación con la partida reflejada inicialmente y respecto al gasto corriente.

"La ciencia nos sigue aportando medidas y herramientas para hacer frente al virus", argumentaba la ministra, para quien la "tercera dosis en la población" supondrá una palanca de cambio en la compra de viales adicionales. El Ejecutivo también contempla un apartado de 293 millones de euros que invertirá en la donación de vacunas a terceros países con menos recursos. 

396 millones para financiar la transformación digital


Tal y como anunció Montero la semana pasada, el año que viene la sanidad contará con un presupuesto total de 5.434 millones de euros, un 10,2 por ciento más que en la partida anterior. No obstante, la cuantía destinada a la política en sanidad será mayor, alcanzando los 6.606 millones de euros, un 20,3 por ciento más con respecto al ejercicio anterior y un 11 por ciento fuera de las dotaciones para gastos relacionados con la adquisición de vacunas Covid-19. 

El mayor volumen de recursos se asignarán a las entidades que conforman el mutualismo administrativo, entre las que se encuentra Muface, con un total de 2.425 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,9 por ciento en comparación con 2021. Las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social recibirán igualmente 1.399 millones de euros, mientras que el Instituo Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) podrá hacer uso de 309 millones de euros según las Cuentas del año que viene. 

El proyecto incluye asímismo partidas específicas dedicadas a los procesos de digitalización y la mejora de la capacidad diagnóstica en la Atención Primaria. En concreto, el mecanismo de Recuperación y Resiliencia contempla un total de 600 millones de euros, de los cuales, 396 irán destinados a renovar los equipos de alta tecnología médica, su ampliación para "equilibrar diferencias interterregionales" y "alcanzar progresivamente la media de la UE". Las comunidades autónomas tendrán a su disposición 70 millones de euros para realizar políticas en este área de transformación digital.

En el terreno de Primaria, el Ejecutivo buscará mejorar la accesibilidad y reforzar la longitunalidad asistencial para garantizar la atención continua "por el mismo equipo de profesionales". Así mismo, se promoverá la atención integral y la calidad de vida de los pacientes crónicos, pluripatológicos o de edades muy avanzadas. 

Dentro de este mecanismo se incluye también la realización de cribados para la prevención del cáncer, con una subvención de 13 millones de euros y una estrategia que permita aumentar la respuesta en caso de crisis sanitaria, que recibirá 15 millones de euros. 

En 2022, se mantiene la financiación por el Estado, dentro del Fondo de Cohesión Sanitaria de la compensación por la asistencia sanitaria a pacientes residentes en España derivados, entre comunidades autónomas para su atención en centros, servicios y unidades de referencia del Sistema Nacional de Salud (SNS) con una dotación total de 34 millones de euros. 

También se invertirá la misma cantidad que en 2021, 7 millones, en las Estrategias de Salud para hacer frente a enfermedades raras, enfermedades neurodegenerativas y vigilancia de la salud, así como la mejora de los Sistemas de Información y Programas de prevención y control del Sida y otras ITS. Lo mismo ocurre con el Plan anual de trabajo de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, que volverá a contar este año con una dotación de 5 millones de euros. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.