Carcedo defiende la ley de eutanasia: "El dolor no tiene ideología"

El PSOE ha conseguido suficientes apoyos para que se apruebe la tramitación de la norma

María Luisa Carcedo, durante su intervención.
Carcedo defiende la ley de eutanasia: "El dolor no tiene ideología"
mar 11 febrero 2020. 20.30H
El Partido Socialista (PSOE) ha recabado apoyos suficientes para tramitar la Ley de Eutanasia. Este martes, el Congreso de los Diputados ha aprobado dicha tramitación con 203 votos a favor, 140 en contra y 2 abstenciones. Todos los grupos de la Cámara han apoyado la propuesta salvo el Partido Popular (PP) y Vox.

La votación ha tenido lugar tras un bronco debate. Ha sido la exministra de Sanidad y diputada del PSOE, María Luisa Carcedo, la encargada de defender este proyecto de ley, mostrándose firme y tajante asegurando que “el dolor humano no tiene ideología”.

María Luisa Carcedo, durante su intervención

Con esta frase, Carcedo ha recordado a Ángel Hernández, el hombre que en 2019 ayudó a su mujer a morir, María José Carrasco, y que estaba presente en el hemiciclo. Para evitar estos casos, la asturiana ha explicado que esta ley “se sustenta sobre la Constitución española, regulando el derecho a la dignidad, a la vida, a la integridad física y moral y la libertad ideológica”.

También se sostendría sobre la ley del paciente, “que dice que la persona tiene libertad para elegir sobre su tratamiento” y sobre el Código Penal, porque “una legislación compasiva debe tener en cuenta estas situaciones”. 

La ley, según la extitular de Sanidad, defenderá una muerte digna y ha señalado que se incorporará a la cartera común de servicios de cada comunidad autónoma, “con todas las garantías”, cuyo objetivo definitivo es que "esté aprobada en junio". 

“Se trata de una ley muy demandada por muchos colectivos, que cuenta con el consenso de la sociedad española y de los profesionales sanitarios”. Su aprobación ha fracasado “hasta en dos ocasiones”, achacando Carcedo la culpa de esta situación a la bancada de la derecha. “Hagamos que florezca este derecho y que lo ejerza quien quiera”, ha concluido refiriéndose al PP. 

Feroz crítica del PP


La oposición más rígida a la proposición de ley del grupo socialista no se ha hecho esperar. Ha sido el diputado del Partido Popular, José Ignacio Echániz, quien ha afirmado que esta ley “quiere cambiar la ideosincracia de nuestra sociedad, de nuestros servicios sanitarios y de la relación médico-paciente”. 

“El PSOE ha eludido toda la información relevante para tomar una decisión de estas consecuencias. Los españoles deben saber que este partido ha buscado hurtarles este debate y meter por la puerta de atrás una norma grave, que la mitad de la sociedad rechaza y la otra mitad duda”, ha criticado.


"Se trata de una ley muy demandada por muchos colectivos, que cuenta con el consenso de la sociedad española y de los profesionales sanitarios"


Durante su intervención, Echániz ha aprovechado para presentar su propuesta contraria a la ley de eutanasia, basada en una apuesta por mejorar los cuidados paliativos. “El progreso de una sociedad está en los cuidados paliativos, que generan confianza, tranquilidad y son una solución ética para los servicios sanitarios”, ha subrayado.

"Evitar coste social"


Pero el momento más áspero se ha vivido cuando el diputado por Guadalajara ha asegurado que detrás de la Ley de eutanasia que promueven los socialistas está la "filosofía" de "evitar el coste social" que supone el envejecimiento en España y, por tanto, de "ahorrar" en materia de ayudas sociales, pensiones y dependencia de las personas mayores.

José Ignacio Echániz, durante su intervención. 

A su juicio, esta apuesta del PSOE por la eutanasia responde a "una filosofía de la izquierda para evitar el coste social del envejecimiento del país por la vía del recorte en prestaciones de derechos sociales, de ayudas y de gasto en materia de sanidad, pensiones y dependencia".

"Para el PSOE, la eutanasia es una política de recortes en servicios necesarios para las personas que más lo necesitan" y aquellas que "han contribuido con su esfuerzo, su trabajo y dedicación y sus cuotas a las Seguridad Social a mantener el Estado del Bienestar", ha enfatizado Echániz, ante el tumulto de la bancada socialista.

Apoyo mayoritario a la ley 


A partir de estas palabras, el debate se ha vuelto más airado (si cabe). Y es que si la mayoría de los diputados iba a dar su ‘sí’ a esta proposición de ley, el discurso de Echániz ha reafirmado más aun la posición de la mayoría de los ponentes. 

“En el discurso de los cuidados paliativos no nos va a encontrar en contra. Pero tal y como se ha dicho aquí, la eutanasia podría ser un derecho pero no una obligación. Porque lo que parece que ustedes pretenden es que nadie tenga ese derecho, nosotros no obligamos pero ustedes sí y obligar a vivir a alguien puede ser tan cruel como obligarlo a morir”, ha criticado Joseba Andoni Urresti, diputado del PNV, cuyo grupo votará a favor de la ley de eutanasia.


Vox: "Esta ley convierte al Estado en una máquina de matar"


Incluso Sara Giménez, diputada de Ciudadanos, se ha mostrado " tristemente sorprendida" por las declaraciones del diputado Echániz. “Me parece duro hablar de la eutanasia con un enfoque económico”, ha señalado, reclamando una discusión "seria y rigurosa", pensando en las personas "más vulnerables".

Por su parte, Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos, se ha estrenado en esta faceta interviniendo en un pequeño atril colocado en mitad del Congreso, a la espera de la reforma de la tribuna de oradores.  Allí ha apelado a la valentía de Ramón Sampedro y María José Carrasco “por devolverles a sus seres queridos la libertad”.

También ha calificado de “falta de escrúpulos” el discurso del Partido Popular, al decir que el Gobierno propone esta ley para ahorrar en materia social y de pensiones.

"Máquina de matar"


Todo esto antes de que cerrara el debate la diputada de Vox, Lourdes Méndez Monasterio, que sin paños calientes ha asegurado que “esta ley convierte al Estado en una máquina de matar”.

“Ustedes ante el dolor solo proponen la muerte. Con esta ley van a invertir los valores sobres los que se sustenta el mundo occidental, convirtiendo en una obligación del Estado el matar a quien lo pida. El PSOE aspira a que considere bueno el matar a quien lo pida, haciendo a los médicos complices de este gesto. Apelan a una libertad negativa que repugna a la razón”, ha concluido Méndez, ante la mirada atónita de la mayoría de la Cámara, la misma que ha dado su apoyo a esta ley. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.