23 de noviembre de 2017 | Actualizado: Jueves a las 21:30
Política Sanitaria > Medicina

Un médico logra cerrar la polémica exposición con cadáveres reales

Jiri Brenda asegura que "no puede permitirse la exhibición de un cuerpo sin el consentimiento firmado del fallecido"

Una imagen de la muestra ‘Body: The Exhibition’.
Un médico logra cerrar la polémica exposición con cadáveres reales
Redacción
Domingo, 09 de julio de 2017, a las 13:10
No sin polémica, la exposición sobre anatomía humana ‘Body: The Exhibition’ se ha recorrido medio mundo mostrando al público el cuerpo humano sin tapujos. A través de entre 50 y 100 cadáveres reales se busca enseñar la composición de los órganos, su deterioro y también el cómo afectan las enfermedades al organismo. Pero, para lo que algunos es una ventana abierta de la ciencia para otros es un despropósito.

Así, el alcalde del distrito siete de Praga (República Checa), Jan Cizinsky, ha buscado su cierre desde que fue inaugurada en el mes de febrero, se opone debido a la dudosa procedencia de los cuerpos que en ella se exponen.

Sin embargo, hasta el momento no había podido hacerlo. Fue, según la información de The New York Times, la carta de una médico la que le dio las pistas legales para conseguirlo.

El médico Jiri Brenda señala que de acuerdo con la normativa municipal: "Cualquier cadáver que aparezca en la ciudad sin identificar debe ser enterrado con la mayor premura y que en ningún caso podría permitirse la exhibición de un cuerpo sin el consentimiento explícito firmado por el fenecido”.


En China, fue acusada de haber utilizado cadáveres de condenados a muerte por el sistema de justicia chino


Esta cláusula legal expuesta por Brenda podría permitir clausurar esta exhibición de forma permanente y obligaría a los propietarios de la misma a enterrar los cuerpos que en ella se muestran.

Los organizadores de la muestra explican que debido al proceso de plastinación que sufren todos los cuerpos y órganos de su inventario, se convierten en “artefactos de exhibición”, ya que durante este proceso los fluidos corporales son sustituidos por silicona endurecida. Ésta altera el tejido impidiendo que se descomponga.

La gerente de marketing de la empresa organizadora asegura que la parte jurídica de la muestra está "totalmente aclarada desde la entrada de esta en la República Checa". Ahora, la última palabra la tienen los tribunales.

Polémica que viene de largo

Desde sus inicios en 2005, ‘Body: the Exhibition’ ha estado señalada públicamente. En China, fue acusada de haber utilizado los cadáveres de condenados a muerte por el sistema de justicia chino, algo que ellos desmienten. Según los creadores, estos fueron donados por la policía del país ya que no fueron reclamados por sus familiares. Aunque la sombra de la duda continúa ahí, porque organismos internacionales como la Premier Exhibitions, no fueron capaces de verificar si esto era cierto o no.

El estado de Washington (Estados Unidos) en 2007 y en el de California en 2008 se propusieron dos proyectos de ley para prohibir exhibiciones de este tipo donde la documentación no cuente con todos los avales necesarios.

En Roma, el escándalo fue mayor con una muestra similar en el centro Guido Reni District. Momias jugando al fútbol o haciendo ballet o incluso un excéntrico show en directo en el que el Wild Suspension Team se taladraban la piel y se colgaban de ella, algo que llevó a su cancelación.

A las cancelaciones de este tipo de exposiciones sobre restos humanos se sumaron en sucesivos años Francia, Israel y, en Estados Unidos, Hawai y Seattle. La sombra de la duda sigue aumentando la polémica de esta exhibición allí por donde pasa. De momento, en Praga, ya la han visitado más de 100.000 personas, muchos de ellos estudiantes que buscan conocer de cerca ciertos detalles anatómicos.