Tanto los médicos de Primaria como de hospitalaria han sufrido un recorte de más de 10.500 euros de media

Los médicos de Familia, los más pobres: hasta 13.000 euros menos desde 2009
Vicente Matas, responsable del Centro de Estudios del Sindicato Médico Andaluz.


30 nov 2022. 12.30H
SE LEE EN 3 minutos
La pérdida de poder adquisitivo que sufren los médicos españoles en los últimos años es una de las grandes reivindicaciones de la profesión, que reclama un adecuado reconocimiento retributivo. Y es que, según el último informe del Sindicato Médico de Granada, los médicos de Atención Primaria han perdido una media de 10.836 euros brutos al año desde 2009, mientras que la disminución salarial en atención hospitalaria se sitúa en una media de 10.528 euros anuales, lo que supone una pérdida de poder adquisitivo de más del 20 por ciento para los profesionales de la Medicina.

En el caso de Atención Primaria, según el análisis liderado por Vicente Matas, las pérdidas retributivas se sitúan en una horquilla que va desde los 9.540 euros brutal al año (15,74 por ciento) y llegan hasta los 13.053, el 24,57 por ciento. En cifras netas, las pérdidas anuales oscilan entre los 7.016 euros al año y los 10.546 euros, con una media de 8.337 euros. Por tanto, las diferencias entre la pérdida mínima y la máxima en Primaria son de 3.512 euros brutos al año, el 36,82 por ciento, y de 3.531 euros netos al año (el 50,32 por ciento).

A excepción de Ceuta y Melilla, los territorios más golpeados por esta disminución progresiva de poder en los últimos 13 años son Canarias (12.785 euros); Andalucía (12.347 euros); y Extremadura (12.319 euros). En la otra cara de la moneda se encuentran País Vasco (9.540 euros); Murcia (9.654 euros); y Cataluña (9.665 euros).

Pérdida de poder adquisitivo de los médicos de hospital 


En cuanto a los médicos de hospital, el mínimo se sitúa en los 7.743 euros brutos al año (13,82 por ciento) y llegan a un máximo de hasta 12.309 euros, el 25 por ciento. En cifras anuales netas, van desde los 6.647 euros (16,62 por ciento) y llegan hasta los 9.245 euros/año (el 26,43 por ciento), con una media de 8.085 euros (el 21,68 por ciento). Así, en atención hospitalaria, las diferencias entre la pérdida mínima y la máxima son de 4.566 euros brutos al año y de 2.599 euros netos al año.

En el desglose por territorios, los médicos de hospital más perjudicados son los de Madrid (12.044 euros anuales), seguidos de los de Extremadura (12.013 euros) y de los de Galicia (11.726 euros). Los que han sufrido una menor pérdida retributiva han sido los facultativos de País Vasco (7.743 euros); Murcia (9.091 euros); y Canarias (9.105 euros).

Según precisa Matas en el informe, la pérdida de poder adquisitivo ha sido muy importante no solo por los recortes, sino también por el incremento en las retenciones de IRPF al no haberse deflactado las tablas o incluso haberse incrementado, como por ejemplo en Navarra. “Los recortes se hicieron fuertemente progresivos, superiores al 10 por ciento para los médicos, por lo que no pueden revertirse con los incrementos lineales que ahora se están aplicando”, sentencia, solicitando un “adecuado reconocimiento retributivo de las exigencias formativas, dedicación y responsabilidad” que conlleva el ejercicio médico.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.