Mantienen indetectable el VIH sin necesidad de tratamiento durante 25 años

Investigadores españoles describen por primera vez tres casos de "controladores de élite excepcionales"

Concha Casado, María Pernas, Isabel Olivares, Cecilio López Galindez y Victor Sánchez Merino, Grupo de Virología Molecular del ISCIII
Mantienen indetectable el VIH sin necesidad de tratamiento durante 25 años
mié 05 febrero 2020. 11.00H
Tres pacientes infectados con VIH han sido capaces de controlar el virus sin tratamiento antirretroviral durante más de 25 años. Un equipo multicéntrico de investigadores españoles ha publicado en la revista Scientific Reports un estudio sobre estos tres casos, a los que han denominado "controladores de élite excepcionales".

"Es la primera vez que se describe este tipo de pacientes", explica a Redacción Médica Cecilio López Galindez, líder, junto con Concepción Casado, del grupo de Virología Molecular del Instituto de Salud Carlos III (Isciii) y firmante del estudio.

Desarrollado por investigadores del Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III de Madrid (CNM-Isciii), la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío/Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS) y el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa de Badalona (Barcelona), los investigadores han estudiado y definido los factores que han hecho posible este 'autocontrol' de la enfermedad. 

Así, en estos casos coinciden factores genéticos, inmunitarios y virales. "Los pacientes tienen que tener una resistencia a la infección. Hay alelos en el genotipo humano que favorecen o que 'enlentecen' la enfermedad, y estos pacientes tienen tres o cuatro de esos factores", apunta López Galindez.

Además, "tienen un sistema inmune muy bueno que tiene una respuesta mejor de lo normal, con muy poca inflamación", según el estudio de Ezequiel Ruiz-Mateos, en la Unidad de Enfermedades Infecciosas del IBIS, señala. Por último, "tal como ha comprobado Javier Martínez-Picado, en IrsiCaixa, tienen unos niveles de virus ínfimos, casi indetectables a través de test normales y a través de los métodos que han desarrollado han medido una carga vírica hasta 10 veces inferior que las personas con tratamiento antirretroviral". 

"La conclusión de este trabajo es que se tienen que dar todos estos factores" para hablar de pacientes excepcionalmente no progresores. López Galindez señala la importancia de este estudio para avanzar hacia la "cura funcional" de la enfermedad, es decir, no eliminar totalmente el virus, sino tenerlo controlado, inactivo e invisible.


"Cura funcional"


Así, en vez de curar la infección, "algo que investiga el grupo de Martínez Picado a través del trasplante de células alogénicas", recuerda López Galindez, este estudio abre la puerta hacia la "cura funcional", es decir, pacientes "que tienen el virus pero lo tienen totalmente bajo control".

Además matiza que este estudio "no es generalizable a todos los pacientes", puesto que se trata de características genéticas que no todo el mundo tiene, pero sí se puede intentar replicar las otras dos condiciones, a saber: "tener una buena respuesta inmune y unos niveles de virus lo más bajos posible". Si además se dispone de estos factores genéticos identificados en este estudio, los pacientes se convertirán en controladores de élite excepcionales, si no, en muy buenos controladores.

Además, en cuanto a la cura funcional, López Galindez señala que, cuando se habla de cura, automáticamente se asocia a un tratamiento o a una intervención sanitaria. Por eso es importante enfatizar que lo que han identificado en este estudio es "una cura natural, espontánea".

"Ellos, por sí mismos, gracias a su sistema inmune, sus factores genéticos y el tipo viral han conseguido controlar la infección", apunta.


Perfil de los pacientes


Tal como han reseñado los investigadores, se trata de tres pacientes, dos mujeres y un hombre, que hace más de 25 años resultaron infectados con VIH. No obstante, López Galindez estima que lo más probable es que se infectaran hace más de 30. "Nos llamó la atención los casos de estos pacientes no progresores, que tras muchos años infectados no habían desarrollado la enfermedad".

"Los pacientes fueron detectados en el Centro Sandoval en los años ochenta, y en esos momentos no había tratamiento", explica el investigador. No obstante, "cuando llegaron las terapias antirretrovirales, los clínicos descartaron iniciarlos puesto que los pacientes no tenían carga vírica", apunta.

De hecho, las dos mujeres fueron madres hace décadas y los bebés nacieron sin infección, pese a no haber tomado medicación durante el embarazo.

Así, la importancia de este 'descubrimiento' es la descripción de un modelo de paciente capaz de controlar la infección por sí mismo. "Es importante saber que existen individuos que son capaces de controlar por sí mismos la infección por VIH", apunta López Galindez, que señala que hasta ahora no se había descrito un caso de estas características. Y son tres.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.