La guía, creada por Seimc y Semfyc, está dividida en bloques para dotarla de un enfoque práctico y fácil de implementar

Pionero abordaje del paciente VIH entre Atención Primaria y Hospitalaria
María Fernández García, presidenta de Semfyc, y José Ramón Arribas, presidente de Gesida.


29 mar 2022. 13.00H
SE LEE EN 4 minutos
España da un salto de calidad para lograr una mayor atención y tratamiento con lo que respecta a las personas que sufren VIH con la publicación de una guía de recomendaciones para el manejo compartido por parte de Atención Primaria y Hospitalaria. Las sociedades científicas GeSIDA, Grupo de Estudio del SIDA de la Seimc (Sociedad Española de Enfermedades y Microbiología Clínica) y Semfyc (Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria) han decidido generar un documento pionero a nivel europeo que resume información relevante de más de 300 referencias bibliográficas.

El objetivo de este documento es aprovechar el conocimiento, las fortalezas y potencialidades de cada ámbito asistencial para mejorar la prevención, el diagnóstico precoz, el abordaje de otras comorbilidades o la correcta adherencia al tratamiento antirretroviral. La guía ha sido confeccionada por los investigadores Nuria Orozco, Ignacio Alastrué y José L. Ramón, por parte de Semfyc, y por Juan E. Losa y María Jesús Pérez Elías en representación de GeSIDA. Los autores del documento afirman que el texto nace para “facilitarle la vida al paciente, colocándolo en el centro de nuestra actividad”.

“Estas realidades justifican un abordaje multidisciplinar y coordinado entre Atención Primaria y Atención Hospitalaria, tanto para realizar tareas de prevención y cribado de la infección por el VIH en la población general, como para atender de forma integral los múltiples aspectos y matices que configuran esa atención, siempre intentando contemplar el principio de la medicina centrada en el paciente”, afirman los coordinadores de esta nueva guía.


La guía, dividida en cuatro bloques para afrontar el VIH


Con la misión de dotarle de un enfoque práctico y que facilite la implementación de un modelo de cuidados del paciente crónico, el documento ha quedado dividido en cuatro bloques. En el primero se tratan aspectos de prevención y diagnóstico de la infección por el VIH, fundamentalmente pensados para su implementación en Atención Primaria, así como los relativos a la derivación a las unidades del VIH de los hospitales y a la vinculación a los cuidados por parte de los profesionales de Atención Primaria, contemplando algo muy presente en el documento: la bidireccionalidad y la comunicación entre los dos escenarios asistenciales.

En el segundo apartado se contemplan todos los temas relacionados con la atención y manejo clínico de las personas con VIH. Se abordan los cuidados compartidos y los nuevos modelos de atención, la vacunación de estas personas, el tratamiento antirretroviral (TAR), incluyendo su monitorización, las interacciones y la adherencia, así como el manejo de las principales comorbilidades, la atención de los problemas específicos de la mujer y de los hábitos tóxicos.

En el tercer bloque se tratan aspectos sociales, incluyendo temas legales y de confidencialidad, la calidad de vida y el papel de las ONG en la atención de las personas con VIH, sobre todo de las más vulnerables. Y para acabar, un último bloque absolutamente necesario que trata de centrar la situación en cuanto a la formación/docencia y la investigación bidireccional y compartida entre Ateción Primarya y Hospitalaria en todos los temas tratados con anterioridad. “Generar conocimiento en el ámbito de la experiencia compartida, y no hay que olvidar que el virus del SIDA es un factor independiente de riesgo cardiovascular o para diversos cánceres”, sostienen los coordinadores de este nuevo documento.

España, a remolque en el tratamiento de la patología


Pese a los importantes avances de la lucha contra el VIH en las últimas décadas, en España siguen existiendo ámbitos donde es necesario mejorar. El ejemplo más representativo es el de la tasa de nuevos diagnósticos, que, si bien se ha reducido, sigue siendo superior a la media de la Unión Europea. Y, a pesar de que la prueba diagnóstica es gratuita y confidencial, más del 40 por ciento de las personas diagnosticadas siguen presentado un diagnóstico del VIH tardío.

Tras su publicación, desde GeSIDA y Semfyc se irán realizando actividades informativas y de formación que den a conocer los pormenores de este manual, de modo que favorezca su uso y aplicación en la práctica clínica cotidiana. Asimismo, también se plantea compartir con las distintas administraciones sanitarias para así facilitar su implementación real.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.