El examen para residentes ha perdido candidatos de forma progresiva durante los últimos cuatro años

Los médicos se 'cansan' del MIR: "En el extranjero hay mejores condiciones"
Enrique Cuñat, presidente de la Asociación MIR España.


18 nov 2021. 09.00H
SE LEE EN 3 minutos
El Ministerio de Sanidad ha publicado el listado provisional de admitidos para la convocatoria del examen MIR 2022, y resto de pruebas de la Formación Sanitaria Especializada (FSE), que se celebrará el próximo 29 de enero. Según esta primera aproximación, al menos 12.477 aspirantes ya han sido admitidos a la prueba para médicos; un número notablemente inferior al del año anterior y que evidencia la progresiva pérdida progresiva de candidatos desde la convocatoria 2018-2019, en la que se aceptaron inicialmente a 15.475 graduados en Medicina. Un tendencia tras la que, según Enrique Cuñat, presidente de la Asociación MIR España, se esconde un principal culpable: las “malas” condiciones laborales a las que se enfrentan los médicos residentes.

Aunque no se ha hecho un estudio en profundidad de la situación, el presidente de la asociación que aglutina al colectivo vaticina que las “pésimas” condiciones laborales de los MIR son el gran motivo de esta pérdida de candidatos al ejercicio MIR. “Si los países de nuestro entorno ofrecen unas condiciones mejores, incluso también algunos trabajos en España para los que no se necesita el MIR, puede provocar que la gente no se presente”, explica el presidente de la asociación.

A este respecto, asegura que, al igual que muchos médicos que acaban el MIR deciden buscar un futuro laboral más próspero fuera de nuestro sistema sanitario, también los graduados pueden tomar la misma decisión antes de presentarse al examen. “El objetivo del MIR es conseguir una plaza de residente. Cuando la plaza de residente es atractiva, más gente se presenta”, asegura el médico.

Características del examen MIR


Por otro lado, Cuñat considera que también ha podido influir el ligero aumento de plazas MIR respecto a la anterior convocatoria. “Si se reduce el aumento de plazas, se reduce el número de repetidores al MIR, porque cuantas más plazas menos gente se va a acumulando”, continúa.

Además, las características actuales de la prueba para médicos, excesivamente “rebuscadas” para muchos aspirantes, pueden ser otro de los motivos que ha precipitado la pérdida de candidaturas. “No puede ser que, en muchas ocasiones, tenga más peso el azar que la preparación y el esfuerzo diario. Las preguntas deberían más discriminatorias y menos especializadas”, subraya el presidente, que defiende el objetivo principal de una oposición tiene que ser que sea justa y recompense a aquellos que están mejor preparados frente a los que no.

No obstante, defiende que, por “muy injusto que sea el examen”, es igual para todos, por lo que remarca que influyen más las condiciones de los residentes que el contenido del ejercicio a la hora de tomar la decisión de presentar candidatura o no.

Por último, el residente apunta que algunas de las medidas que se están planteando últimamente, como que los médicos de Atención Primaria tengan que ejercer en los centros en los que han realizado la residencia, podrían empeorar esta tendencia. Tanto es así que, según Cuñat, el problema podría agravarse más, hasta el punto de “no cubrir plazas”. “Eso sí que sería un problema para el Sistema Nacional de Salud (SNS)”, advierte. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.