Debate a cuatro sobre el MIR 2019: no innoves y si suspendes, no te hundas

Estudiantes, decanos de Medicina y preparadores debaten sobre las claves para triunfar en el día del examen MIR

Jesús Arroyo; Borja Ruiz; y Jorge Martínez. De pie: Javier Arias y Sara Figueroa.
Los nervios de los 15.475 aspirantes admitidos al examen MIR 2019 están a flor de piel. En menos de una semana, todos ellos se presentan a la prueba con el objetivo de conseguir ese número de orden que les dé acceso a la especialidad soñada. Atrás quedan las largas jornadas de estudio, simulacros y repasos para llegar al examen con garantías. Para que todo salga a la perfección el próximo 2 de febrero, estudiantes, exaspirantes y profesores debaten en Redacción Médica sobre los consejos esenciales a tener en cuenta. ¿El más importante? “No se puede innovar el día del examen MIR. Compórtate como si fuera un simulacro más y haz la misma estrategia.”. Otros en cambio creen que el mejor mensaje que se puede dar a estas alturas es que “simplemente disfruten haciéndolo, que disfrute estudiando para el MIR, porque con suerte es algo que solo se hará una vez en la vida”. 

¿Cuáles son los principales consejos o trucos que deben tener los aspirante antes de hacer el examen MIR?

Jorge Martínez Solano, R2 de Cardiología del Hospital Universitario Gregorio Marañón: No creo que haya ningún truco. Daría mucha importancia a intentar hacer un estudio transversal intentando de la misma forma atravesar toda la materia y poder estudiar por comparación. Intentaría estudiar centrado en lo más importante, dando importancia a las patologías más importantes, que generalmente es lo que más preguntan. Además de la constancia.

Borja Ruiz: "Para el MIR tienes que tener disciplina a largo plazo y no debes pasarte con el tiempo de estudio".

Borja Ruiz Mateos, profesor y fundador de la Academia AMIRLa verdad es que mis consejos son variados y la estrategia depende un poco del momento en el que se encuentre en el curso. Cuando damos una visión global de la preparación del examen MIR es importante valorar el examen como una prueba a largo plazo en la que hay que fomentar una memoria a largo plazo y en la que dado la inmensidad del temario es absolutamente imposible abordarlo todo. Hay que estudiar, memorizar e identificar el mayor número de respuestas en un examen tipo test, pero es muy importante la estrategia temporal y dado la ausencia de temario intentar focalizar un poco en los temas más preguntados, en las cosas que no pueden pasar al hospital sin saber porque aunque no hay un temario oficial, sí que hay un temario oficioso y hay cosas que siempre se pregunta en el examen MIR.

¿Cuál es el papel que juegan las facultades de Medicina en esos años previos a la realización del examen MIR?

Javier Arias Díaz, catedrático en Cirugía y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid: El objetivo es que aprendan Medicina. Creo que hay muchas formas de aprendizaje. El examen MIR tipo test, como cualquier examen, no evalúa necesariamente. Al fin y al cabo, los exámenes test son marcadores de lo que has estudiado, pero no necesariamente se pregunta aquello que hayas estudiado, lo ideal sería que fuese así, que de alguna manera las preguntas del examen reflejarán los conocimientos médicos.

¿Y cómo lo ven desde el otro lado, en el caso de los estudiantes Medicina?


"Es importante llegar fresco al día del examen MIR para no cometer errores absurdos y dar el máximo de ti"


Sara Figueroa, vicepresidenta de asuntos externos del Consejo Estatal de Estudiantes
de Medicina (CEEM):
Cada vez la preparación del MIR empieza antes porque inevitablemente el examen es más competitivo, cada vez nos presentamos más personas, hay menos plazas, entonces es verdad que se acelera esa preparación. Yo estoy en quinto y la mayoría de mis compañeros ya tenemos una academia y vamos a empezar la preparación en sexto, entonces aunque no estamos ya inmersos en esa reparación, sí que tenemos la mente un poco en lo que va a venir dentro de poco. Lo que está claro es que, o al menos según dicen algunas academias, la carrera de Medicina debería de capacitarnos para aprender Medicina y todas esas habilidades transversales que en un examen MIR no vamos a poder demostrar y luego complementar esos meses que tenemos de estudio para ser capaces de hacer el método del examen, para entender el método del examen.

¿Cuáles son los errores más comunes que se cometen durante esta preparación?

Jorge Martínez:
Puedes cometer errores en muchas fases del proceso, tales como abarcar todo en vez de centrarte en lo que de verdad es más importante y ser un poco más eficiente y racionalizar un poquito más. Hay que seleccionar qué vas a estudiar. Puedes cometer errores también el mismo día del examen. Es raro los que no hemos tenido algún error al pasar a la plantilla de respuestas o los que no conocemos a alguien que se le ha escurrido una respuesta y ha pasado cuatro o cinco respuestas mal a la plantilla. Es importante llegar fresco el día del examen para no cometer estos gazapos y dar el máximo de ti.

¿Qué percibíais en la academia AMIR? ¿Cuáles son esos errores capitales?

Borja Ruíz: Normalmente es gente que se basa en creer que su examen MIR va a cambiar y estudia cosas superfluas. Entonces, en lugar de centrarse en el síndrome coronario agudo pues se centra en cosas raritas.
Otro fracaso habitual es pasarse en las horas de estudio. El MIR tienes que tener disciplina a largo plazo y no debes pasarte en el tiempo y cumplir los programas. Y otra cosa muy importante a tener en cuenta es que no se puede innovar el día del examen MIR. Es decir, hay que comportarse como si fuera un simulacro más y hacer la misma estrategia.

Javier Arias: "El decano de Medicina tiene que tomar muchas decisiones en el día a día y todas deberían de motivar a los estudiantes"

Javier Arias: Yo hice el examen MIR en el año 82. Se apuntaron 25.000 y se presentaron físicamente unos 20.000. Tuve suerte y obtuve el número nueve en aquel tiempo. Entonces, otros compañeros y yo definimos una estrategia y detectamos un error básico que fue el cansancio. Conforme este aumentaba el porcentaje de errores. Entonces, creo que es fundamental entrenarse para que 225 preguntas nos parezcan pocas. Otro error también es el no adaptarte a tu tipo de aprendizaje. Hay personas que aprenden de una manera mejor que de otra. Hay personas que se les da muy bien memorizar y quizás otras que no.

¿Y ahora mismo, los estudiantes de Medicina están más memorizando o reflexionando sobre el temario?

Borja Ruiz:
  Pretendemos que siempre razonen porque así se minimiza la memorización que siempre es limitada, porque la memoria ocupa espacio en tu cabeza.

Como mencionaba el decano de Medicina, el descanso es muy importante durante la preparación.

Jorge Martínez: 
Por su puesto. Para mí el deporte era la principal vía para desconectar y luego además dejaba un día a la semana de descanso, generalmente era un domingo. Es cierto que se llega a un punto en el que por más que estudies no se aprende más e incluso se puede desaprender o puede ser contraproducente. Entonces es tan importante el tiempo que estudies como descansar.

Supongo que desde AMIR es lo que aconsejáis.

Borja Ruiz:  Sí. Hay que hacer descansos diarios. Hay que estudiar bien concentrado entre 8 y 10 horas al día. Pero claro, hay que hacer un descanso diario de unas 6 o 8 horas para hacer actividades físicas. Y otra cosa muy importante, hay que dormir. Es clave durante la preparación del MIR dormir porque durante el sueño es cuando se plastifica la memoria.

Sara Figueroa: Tal vez sea eso a lo que más nos resistimos los estudiantes de Medicina, porque estamos acostumbrados a esa dinámica de época de exámenes de estar dos, tres semanas, un mes durmiendo poco, machacándonos, renunciando también a los descansos con personas, al deporte y yo creo que eso cuesta aplicarlo posteriormente a la preparación del examen MIR...

¿Cómo valoran los estudiantes de Medicina el esqueleto sobre el que se fundamenta el examen MIR?

Sara Figueroa reflexiona sobre la preparación del examen MIR.

Sara Figueroa:  Es cierto es que el examen MIR tiene unas características que hacen que sea un buen método y es el más objetivo posible. Por supuesto, como todo en esta vida es mejorable, tanto a nivel de contenidos como a nivel de la forma de hacer el examen. Pero nosotros no tenemos la fórmula adecuada para mejorarlo, ojalá lo tuviéramos, pero si se mejorara lo ideal sería que se mantengan esa objetividad y esa reproducibilidad que es lo más beneficioso que tiene.

¿Qué papel juegan las facultades de Medicina en la preparación del examen MIR?

Javier Arias: Un decano de Medicina tiene que tomar muchas decisiones en el día a día y todas deberían de intentar motivar a los estudiantes, porque la ilusión, el interés con el que se toma cualquier cosa es fundamental. Lo que quizás podamos transmitir en las facultades es explicar a los estudiantes que lo que están estudiando es muy interesante y que lo van a  aplicar y van a tener enfermos delante a los cuales van a poder ayudar si los conocen bien. Hay que motivarlos, porque así estudian con muchas más ganas y retienen mejor la información.

Borja Ruiz: Eso que dice Javier es súper importante porque es otro tipo de memoria: es la memoria emotiva. Lo único que hace es que lo que aprendes con un paciente enfermo cuando eres estudiante no lo olvides nunca porque le das ese componente de paciente que sufre, igual que te emociona que es lo que has dicho, motivar.

¿Se puede decir que para preparar el examen MIR hay que emocionar?

Borja Ruiz:  Hay que emocionar. Hay que estimular la memoria visual, emotiva, amigdalina, cualquier tipo de memoria. Hay que trabajar con todas las memorias que podamos, no solo con la literal, sino con todas esas. Porque esta dura mucho más en el tiempo. Por eso hay veces que responder una pregunta test o ver un paciente, pues te acuerdas de aquel profesor de alguna manera determinada y respondes y aciertas la pregunta.

¿Sería apropiado establecer un temario único de cara al examen MIR?

Borja Ruiz: A nosotros las academias no facilitaría bastante el trabajo, pero yo creo que tampoco es necesario. No es una cosa que solo atañe al MIR, es una estrategia del Ministerio de Sanidad que atañe a todas las especialidades que hacen ese tipo de exámenes, tanto de Enfermería como a Psicología, o a los químicos, o a los farmacéuticos, o los radiofísicos que hacen el examen también ese mismo día. El examen creo que es un examen que está bien, bien estructurado, bien hecho. Antes había 260 preguntas, desde que metieron las imágenes en el 2011 fueron disminuyendo el número de preguntas para aumentar el número de imágenes. El número de imágenes ha sido un acierto; disminuir el número de preguntas probablemente no tanto, cuanto mayor sea el número de preguntas mejor. Y una cosa que a mí no me ha gustado nada particularmente es pasar de 5 opciones a 4 de respuesta. Esto provoca perder capacidad discriminatoria en el examen MIR, hace que el azar tenga un papel importante dentro de la cantidad de opositores que hay. Antes por azar sacarías un menos 15 en el examen MIR, ahora por azar sacarías cero.

Jorge Martínez: "A la hora de estudiar el MIR hay que centrarse en lo más importante". 

Jorge Martínez: Creo que con el temario único quizás perdería un poco lo que es la esencia de la Medicina, sería intentar ponerle puertas al campo, por así decirlo.

¿Para los estudiantes y aspirantes la inclusión de imágenes fue una buena noticia?

Jorge Martínez: Pienso que el examen MIR está cambiando con las necesidades que se están identificando y creo que lo está haciendo bien. El examen es criticable pero la verdad es que las preguntas son bastante buenas en ese sentido y discrimina muy bien si lo has entendido.

Sara Figueroa: Sobre el tema del temario único, pues aquí voy a llevar un poco la contraria porque nosotros creemos que sí debería de haber un temario único. Es verdad que el resto de oposiciones relacionadas con el mundo sanitario tampoco tiene un temario único pero es que pensamos que como otras muchas oposiciones estatales sí que deberían tenerlo, no con el objetivo tanto de memorizar eso que te dice un libro, sino de tener referencias bibliográficas, de a la hora de confeccionar las preguntas, a la hora de impugnar mismamente tener un sitio al que ir, al que decir aquí es donde está la respuesta, por poder tener un soporte porque al final aunque no haya un temario único las academias intentan abarcar ese temario y resumirlo en sus manuales.

Borja Ruiz: Para complementar, estamos en una era en la que el examen MIR debería ser digital. En los países de nuestro medio, Italia, Francia o EEUU tienen exámenes similares al MIR y son online, lo que permite más versatilidad. Y esa digitalización va a suceder sí o sí.

¿Qué opinan los decanos?

Javier Arias: La digitalización no es tan importante como realmente el fin. Quiero decir, que sea a mano, a máquina, da igual. Lo importante es preservar la esencia del examen.

Conclusiones finales.

Conclusiones del debate sobre la preparación del examen MIR. 

Jorge Martínez: Aconsejo que estén seguros de sí mismos, que estén muy seguros de lo que han hecho, que han trabajado muy duro. Que descansen las horas del día de antes del examen, que lleguen tranquilos, que lleguen fríos y que lo van hacer muy bien con lo que se han preparado hasta ese momento.

Borja Ruiz: El MIR si estamos todos de acuerdo es que es una prueba que es justa, que es objetiva, que es reproducible, pero desde luego que no busque milagros, en tres semanas no hay que buscar milagros, ni se deben perseguir, ni hacer cosas distintas. Que repasen aquellas cosas que siempre se les olvida, las que son más memorísticas como los TNM de cáncer de pulmón. Y que no estudien más de la cuenta, que no se pasen de frenada, que todavía hay gente que en esta fase pues dice ya estamos llegando y se pasa de frenada. En definitiva, que mantengan el ritmo, la rutina, la confianza y que la mayoría del esfuerzo pues la verdad es que ya está hecho, entonces, tranquilidad.

Javier Arias:  Si un hijo mío hiciese el MIR y tuviese que darle un consejo yo le daría un consejo un poco atípico y es que simplemente que disfrute haciéndolo, que disfrute estudiando para el MIR, porque lo va a hacer probablemente una vez en la vida, con mala suerte pues lo hace un par de veces, pero merece la pena porque la vida se vive una vez y si lo disfruta probablemente aprenda más. Y que antes de eso, le habría recomendado de más pequeño que se lea un libro de Richard Bach que se llama Juan Salvador Gaviota, en que había una gaviota que volaba no para viajar sino que volaba por volar y esa fue la que acabó viajando mejor, es decir, estudia por estudiar, disfrútalo, porque probablemente hagas el mejor MIR de esa manera, mucho mejor que si te dedicas a estudiar para el MIR, ese sería mi consejo. Un poco atípico, lo siento.

Sara Figueroa: Simplemente al final creo que lo fundamental es no olvidar que lo que cuenta no es lo que haces el día de antes, ni las tres semanas de antes sino lo que llevas haciendo muchos meses. Como decían ellos, no innoves, no te agobies intentando buscar otro método de estudio, tu trabajo ya está hecho, descansa y bueno, no sé si disfrutarán del examen, pero es una etapa más, aunque es verdad que es muy estresante porque es pasar a tu próximo estadio formativo, digamos. Al final es un examen más y lo podrás sacar o no sacar,  pero no sacarlo no es un fracaso.

El debate completo: “Consejos y lecciones para afrontar el examen MIR 2019”



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.