Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05
Especialidades > Aparato Digestivo

Crespo: "Digestivo necesita llegar hasta las 200 plazas MIR acreditadas"

El jefe de Digestivo del Marqués de Valdecilla estrena su mandato al frente de la SEPD

Javier Crespo, presidente de la SEPD.
Crespo: "Digestivo necesita llegar hasta las 200 plazas MIR acreditadas"
Marcos Domínguez
Lunes, 02 de julio de 2018, a las 10:55
Javier Crespo lleva apenas una semana como presidente en solitario de la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD). Tras un año como presidente electo, compartiendo tareas con Fernando Carballo, el congreso nacional celebrado a mediados de junio ha dado comienzo a una nueva etapa que el jefe de Digestivo del Marqués de Valdecilla toma con ilusión.

En esta entrevista para Redacción Médica, Crespo admite que la especialidad necesita ser más visible y reconocida profesionalmente y se marca como objetivos la eliminación del virus de la hepatitis C y alcanzar el cribado universal del cáncer de colon. Además, aboga por una ampliación del número de plazas MIR acreditadas advirtiendo de que, de no ser así, habrá problemas en las plantillas en un futuro.

¿Cuáles son sus retos y proyectos al frente de la SEPD?

Nuestra especialidad debiera tener un mayor reconocimiento profesional y social del que tiene. Aproximadamente, entre el 12 y el 15 por ciento de todas las altas hospitalarias son de Patología Digestiva. El 10 por ciento de las consultas de un profesional de Medicina General es de Patología Digestiva. Nuestra especialidad cubre áreas tan amplias como tubo digestivo, hígado, páncreas, vías biliares… Tenemos un campo conceptual muy importante.


"Entre el 12 y el 15% de todas las altas hospitalarias son de Patología Digestiva"


Segundo, como especialidad necesitamos crecer en el tiempo de formación. Es el menor de Europa, tenemos que tener cinco años de especialidad y desarrollar en un corto tiempo, no más de dos o tres años, las áreas de capacitación específica (ACE).

Tenemos muy avanzada el ACE de Hepatología Avanzada y hemos tenido que pararlo, pero esta área necesita tener autonomía. Probablemente también, un ACE en Endoscopia Avanzada. Estas dos áreas hoy no caben en un periodo formativo de cinco años.

Formando parte de la especialidad, pero desde un punto de vista de salud pública, hay dos aspectos que debemos potenciar: eliminación del virus de la hepatitis C, está a nuestro alcance y España tiene las herramientas potenciales para ser el primer país del mundo en finalizar con la hepatitis C; y cribado de cáncer de colon: en España hay una enorme inequidad entre unas regiones y otras, y claramente desde la especialidad tenemos que ayudar a que se logre el cribado universal en España, que significará que disminuirá de forma dramática la incidencia del cáncer de colon.

¿Qué se puede hacer para hacer la especialidad más atractiva?

¡La especialidad es muy atractiva para el MIR! Hace unos años era la cuarta especialidad más demandada en España y en EEUU. La especialidad es muy atractiva, el problema es que tiene poco reconocimiento. En EEUU es la cuarta más demandada detrás de Cirugía  Plástica, Traumatología y Cardiología. En España, este año ha bajado un poco más, pero las cosas son parecidas.

Nosotros nos vemos de una forma diferente a como se ven los cardiólogos –lo pongo como un ejemplo cariñoso, sin que haya mala envidia–. Los cardiólogos entienden que su papel es determinante en la sociedad, en los hospitales públicos y en la sanidad en su conjunto.

Somos una especialidad con una enorme innovación. El área de virus C es un ejemplo de la máxima innovación a nivel mundial, el área de endoscopia es máxima innovación tecnológica, el área de ecoendoscopia igual… Tenemos muchas áreas de innovación pero tenemos que tener más visibilidad, claramente.


"Hay 163 plazas MIR acreditadas pero tenemos que llegar a 200 de forma casi inmediata"


¿Considera que las plantillas de digestólogos tienen el tamaño adecuado?

Las plantillas de Digestivo en este momento están muy ajustadas, con agendas extensísimas. Con 20-25 enfermos diarios y haciendo un montón de endoscopias, las agendas están razonablemente equilibradas. El desequilibrio va a suceder en el momento exacto en el que se haga cribado, porque hacen falta muchos especialistas para hacerlo.  

Es algo muy variable, pero si se aconseja hacer una colonoscopia cada 45 minutos como norma –es decir, siete u ocho colonoscopias como máximo en una mañana–, en muchos hospitales las jornadas son de hasta 10 colonoscopias.

Teniendo en cuenta esta saturación de las agendas, las plantillas no están muy descompensadas porque no se hace bien el cribado. Cuando se haga bien, es decir, se invite a toda la población española que debe ser diana y se hagan las colonoscopias que se deben hacer, claramente las plantillas resultarán muy insuficientes.

Hay otro aspecto muy importante, que tiene que ver con el cambio social: una parte importante de los profesionales pedirán mucho más permisos, con y sin sueldo, y se necesitará que haya más gente trabajando. No solo por la feminización de las plantillas –que es obvia– sino por el cambio cultural de los trabajadores, en el sector sanitario y en todos los demás. Cada vez hay más médicos, generalmente jóvenes, que piden permisos o reducciones de jornada por diferentes motivos: recreacionales, cuidados familiares, de los hijos… o simplemente por tener más tiempo.

¿Abogaría por un aumento de las plazas MIR en las siguientes convocatorias?

Sí. Hemos solicitado que, en la siguiente convocatoria MIR, se doten todas las plazas que están acreditadas. El problema es que hay acreditadas 163 plazas pero creemos que tenemos que ir al menos a 200 plazas de forma casi inmediata. El número no debe de ser menor que 200 especialistas al año.

¿Cómo valora la actuación de su antecesor al frente de la SEPD, Fernando Carballo?


"Comparto con Carballo la idea de que los médicos tenemos que demostrar nuestra capacitación en el día a día"


No conocía mucho a Fernando, este año le he conocido muchísimo, y me ha sorprendido extraordinariamente. Es un profesional de primer nivel, ha profesionalizado aún más la SEPD y ha planteado unos temas de calado para nuestra especialidad y para otras, como la recertificación –que, si todo va como dios manda, tendrá que ver con la certificación de las personas y las unidades–. Es un cambio en la dinámica de la profesionalidad de los médicos de Gastroenterología. Comparto con él la idea de que los médicos tenemos que demostrar nuestra capacitación en el día a día, el camino queda emprendido y yo voy a continuarlo.

Ha emprendido otro camino de máximo interés, que es la evaluación de los resultados en salud. En investigación médica siempre hay resultados en términos de qué fármaco o terapia es mejor, pero los resultados en salud son más difíciles de conseguir y valorar a largo plazo. He dejado una sociedad absolutamente profesionalizada, cohesionada y con un futuro brillante.

Si tuviera que elegir un único objetivo para los dos años de mandato, ¿cuál sería?

Claramente soy médico asistencial, me dedico a ver enfermos, y por tanto elegiría los dos que tienen que ver con la vertiente asistencial: eliminación de la hepatitis C y cribado universal del cáncer de colon en España. Si influimos para que se logren, me daría por satisfecho.