Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Viernes, 28 de noviembre de 2014, a las 11:06
Los coletazos de la marcha de la ministra de Sanidad, Ana Mato, se dejan ver en las páginas de nacional de los principales periódicos a partir de las alusiones al caso, este jueves, por parte de los parlamentarios en el pleno monográfico del Congreso sobre la corrupción.

Más allá de la resaca por este asunto –sin duda de máximo impacto en el sector sanitario–, los rotativos nacionales informan, en sus páginas o pestañas de Sociedad, de tímidos avances sobre una posible cura del virus del ébola, en concreto un primer test en humanos para una vacuna, tal como se refleja en el El Periódico de Cataluña.

En el diario que dirige Casimiro García Abadillo abre su portal digital de Salud con un reportaje firmado por Beatriz G. Portalín en el que se analiza el perfil de la persona atrapada por la celopatía, lo cual hila con sucesos cruentos de los que hoy también informan los periódicos y en los que es probable que esa enfermedad posesiva haya sido la causante.

Po su parte, El País dedica una muy breve columna en página par al anuncio de querella de la médica de familia que atendió a Teresa Romero, la auxiliar de Enfermería que ha sido el primer contagio documentado por virus del ébola en Europa, por decir ésta que, durante su visita al centro de salud, informó de su previo contacto con un paciente infectado.

Tanto este último rotativo como El Mundo también recogen los “prometedores avances” en una vacuna contra este agente infeccioso conocido por la comunidad científica internacional desde los años 70 del pasado siglo y que, sin embargo, solo ahora despierta la fiebre de las farmacéuticas y de los investigadores por combatirlo con eficacia.

La experiencia previa del virus de la inmunodeficiencia adquirida (VIH-sida), que se hizo visible a ojos de los científicos en la década de los 80, apunta a que, en tiempo récord, se consiga paliar o incluso eliminar el cuadro infeccioso que padece el contagiado por el ébola.

Por último, al menos un par de cabeceras nacionales (por ejemplo, en la contraportada de El País) destacan el hallazgo de manuscritos del biólogo británico Charles Darwin, artífice de la que tal vez sea la idea más revolucionaria del pensamiento científico en la historia contemporánea de los países occidentales.