Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Sábado, 02 de noviembre de 2013, a las 11:13

El alcalde de Riotorto (Lugo), Federico Gutiérrez, es el líder de la rebelión. Aprobó en el pleno de su ayuntamiento la financiación de medicamentos que necesitasen los vecinos que fuesen enfermos crónicos. La propuesta de Gutiérrez pasó a Piedrahita (Lugo) y de ahí a configurar un movimiento de hasta 150 colectivos sociales que presionan a la Xunta de Galicia para que se posicione contra la medida del Ministerio de Sanidad. La información la recoge este sábado El País, pero ya eldiario.es habló la pasada semana de una idéntica iniciativa en la localidad coruñesa de Cerdido.

Siguiendo con Galicia, su Servicio de Salud (Sergas) ha abierto el concurso para licitar los equipos de alta tecnología por un importe de 88 millones de euros. Así lo revela La Voz de Galicia acuñando la externalización de estos servicios como “nuevo modelo de diálogo competitivo con la gestión”.