15 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Jue 29 agosto. 10.32H

Sin duda la noticia del día es la creación de minicerebros por parte de un grupo de investigadores austriacos. Podría tratarse de ciencia ficción pero no lo es. Según recoge el diario El Mundo, investigadores del Instituto de Biotecnología Molecular de Viena, Austria, han conseguido desarrollar cerebros de laboratorio. En realidad, son estructuras de sólo unos cuatro milímetros pero que reproducen la estructura de un cerebro humano. Ha sido posible a la tecnología con células madre embrionarias y células iPS y, según los expertos, ayudará a analizar cómo se desarrolla este órgano en el útero materno y posiblemente a comprender mejor ciertos problemas neurológicos.

El País también se hace eco de esta noticia y señala que aun no es posible crear mentes en el tubo de ensayo. Los investigadores ni siquiera admiten estar intentando nada parecido. Su intención es construir un sistema modelo del cerebro humano que permita estudiar con una precisión sin precedentes su proceso de desarrollo en el feto, y también los fundamentos de las enfermedades neurológicas.

Por su parte, el ABC informa sobre la investigación llevada a cabo por un equipo de investigadores de la Universidad de Columbia que ha descubierto la principal molécula implicada en la pérdida de memoria asociada a la edad, que además permite confirmar de manera “irrefutable” que este declive asociado a los años no está relacionado con la enfermedad de Alzheimer, como asegura el Nobel Erik Kandel, que lidera la investigación y que ya fue laureado en 2000 por sus descubrimientos sobre la memoria en el caracol marino Aplysia.

Por último, el diario Público dedica sus páginas a la protesta de los trabajadores del Hospital del Henares tras su adjudicación a Sanitas. Según Público, los empleados del centro sanitario se han concentrado para protestar por este acuerdo, convocados por la plataforma Patusalud. Protestan, señala la información, por lo que consideran un proceso de clientilización del paciente y de deterioro la calidad asistencial en aras de un beneficio puramente económico.