Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:00
Jueves, 20 de febrero de 2014, a las 11:10

Pese a que tradicionalmente España ha sido bastante permisiva con el consumo de alcohol, la droga social por antonomasia, en los últimos años las leyes han ido restringiendo esta costumbre, sobre todo en los menores de edad. Salvo en una autonomía: Asturias.

La apertura de hoy de La Nueva España no tiene desperdicio. En portada, a cuatro columnas: Asturias deja de ser la única región donde los menores de edad pueden beber alcohol. Y de subtítulo: El anteproyecto del Principado prohíbe promociones como el ‘dos por uno’ o la ‘hora feliz’, pero permite la ‘barra libre’ en bodas y celebraciones privadas. O sea, quizá en el futuro ya no, pero a día de hoy los menores asturianos pueden beber alcohol dentro de la legalidad.

En la información se explica que el proyecto normativo llega “un lustro después de que el Gobierno de Vicente Álvarez Areces se mostrase dispuesto a cambiar la legislación regional”. Más de medio centenar de expertos han hecho aportaciones al texto.

De otro lado, la ración diaria de noticias sobre listas de espera. En Cantabria, es la apertura de El Diario Montañés: La lista de pacientes cántabros que esperan para operarse baja un 16%. Y como subtítulo: Hay 9.327 personas pendientes de entrar en quirófano, pero es “el mejor dato de los últimos diez años”. Y en Canarias, el combativo El Día denuncia: SOS en las urgencias del HUC [hospital universitario de Canarias]. Al parecer, el personal firma declaraciones para descargarse de responsabilidades ante la falta de medios humanos y materiales.