Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Sábado, 08 de agosto de 2015, a las 10:54
Esta semana se cumple un año de la llegada del virus del ébola a Europa, particularmente a España, a través del sacerdote español repatriado desde Liberia, Miguel Pajares. Y son varios los medios de comunicación que a lo largo de esta semana han querido rememorar lo que sucedió en agosto de 2014, y las lecciones aprendidas.

Precisamente, en esta visión se basa el artículo publicado por El País este sábado. “Hemos aprendido muchísimo”, asegura en sus líneas Yolanda Fuentes, quien era subdirectora médica del hospital La Paz-Carlos III cuando llegó el desafío que supuso el virus. Por él se ha creado un equipo especial de personal para atender posibles emergencias como la del ébola. “La Unidad de aislamiento de alto nivel, formada por un centenar de sanitarios, estará disponible 24 horas al día. Porque las probabilidades de que llegue otro caso de ébola son escasa, pero ahí afuera también ha coronavirus MERS o cualquier otra epidemia al acecho”, explica la autora, Elena G. Sevillano.

En la misma página, también se aborda la situación actual de Teresa Romero, la primera persona infectada de ébola en las fronteras europeas, aunque no habla ella, sino su pareja, Javier Limón, dado que la enfermera “no quiere hablar con los medios” y ambos anhelan “mantener el anonimato”.

Por su parte, Elmundo.es aborda qué ha sido del Hospital San José de Monrovia, en Liberia, donde se contagió Pajares. Aunque cerró sus puertas a causa de la infección, volvió a abrirlas cuatro meses más tarde para centrarse en el cuidado de embarazadas y recién nacidos, atendiendo desde entonces a cinco mil personas, incluyendo más de 800 partos.