18 nov 2018 | Actualizado: 19:00
Mié 13 febrero. 10.58H

El clamor de la sanidad privada contra la subida del IVA de los productos sanitarios, manifestado ayer por el IDIS, la Federación Nacional de Clínicas Privadas y la Confederación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados, no ha tenido suficiente eco en la prensa de información general y económica. Es una pena que la magnitud de las cifras presentadas y el riesgo evidente para la mitad de un sector tan importante en la creación de riqueza, empleo y bienestar –como sí recogió de inmediato Redacción Médica- no haya sido recogido en las primeras de los principales periódicos del país. Sobre todo, es difícil de entender el silencio de los diarios económicos, en este caso, Expansión y Cinco Días.

Sólo El Economista lleva a su portada el tema con el título La mitad de los hospitales privados españoles, en riesgo de quiebra por la subida del IVA al 21%. Además, destaca que el alza costará 172.000 euros a cada centro. El periódico recoge las declaraciones de Manuel Vilches, el nuevo director de Operaciones del IDIS, que desveló que ahora ya hay 75 centros “que están en quiebra técnica”. Otros 160 hospitales y clínicas estarían “en el filo de la navaja y en riesgo de poder caer en cualquier momento”.

Otro destacado de la información alude al impacto del problema sobre el empleo. La nueva carga impositiva podría suponer que más de 20.000 trabajadores de la red de hospitales privados, hasta el 20% del total, puedan perder su trabajo. También entrarían en quiebra técnica el 20% de empresas proveedoras de servicios a estos hospitales y clínicas, lo que podría afectar a unos 7.800 puestos de trabajo, siempre según los datos del IDIS.