10 dic 2018 | Actualizado: 18:30
Mié 06 abril de 2016. 12.30H
Sala de espera
Los desvelos que sufren los estudiantes del MIR no solo tienen la atención de la prensa especializada, sino también de los diarios generalistas. Precisamente, el diario El Mundo, en su suplemento Campus, ha hecho un repaso del examen, un modelo de acceso que su autora considera “casi perfecto”.
 
Pero, matiza el texto, en 2016, 3.130 de los que se han presentado y aprobado el examen se han quedado sin plaza, el número más elevado de los últimos años, como ha venido contando puntualmente Redacción Médica. Queda lejos el MIR del año 2007, cuando hubo 300 plazas que nadie quiso. Eran los últimos estertores de las alegrías presupuestarias. Con esas expectativas, en aquella década se produjo otro ‘boom’ del ladrillo: el de las facultades de Medicina."Ahora estamos viendo la tormenta perfecta, se produce un descenso de las plazas ofertadas y, a la vez, están graduándose 7.000 alumnos de todas esas facultades, más los que repiten el examen", explica a El MundoFernando Rivas, vocal de médicos en empleo precario de la Organización Médica Colegial.
 
Y es que el texto enfatiza las dificutades de acceso a la residencia y lo precario del actual entorno laboral del medico. "Por sistema, 1.000 aspirantes se van a quedar sin plaza cada año y, a diferencia de lo que pasó en los 80, ahora no puedes ejercer de médico de familia si no superas la prueba. Las vías alternativas, como en investigación, no son suficientes", explica este Rivas.
 
Por esto, Ricardo Rigual, presidente de la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina, acentúa la importancia de que se limite todavía más las plazas de acceso a las universidades y a que no se abra una facultad más en España de Medicina. "Al final, tener a un cirujano cardíaco con contratos precarios puede repercutir en la calidad asistencial", explica. "Toca una época de reajuste y hay que hacer bien los números".