20 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Mar 23 julio. 11.02H

Los médicos que prescriban el tratamiento serán quienes determinen si el paciente tiene derecho a la financiación del transporte sanitario no urgente. El País titula en sus páginas de sociedad: El médico decidirá quién tiene gratis una ambulancia en casos no urgentes. Y subtitula: El criterio será la movilidad del paciente y no su situación socioeconómica. Así se lo propondrá la ministra de Sanidad, Ana Mato, a los consejeros de las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial que se celebra hoy.

Los facultativos podrán decidir que el enfermo no abone el nuevo copago, alrededor de cinco euros por trayecto con un límite mensual en función de la renta, si tiene limitaciones para desplazarse de manera autónoma y necesita ayuda de terceras personas.

Según el diario nacional, con esta medida, que deja en manos de los sanitarios una decisión complicada, Mato trata de poner en marcha una de las polémicas medidas de la reforma sanitaria que emprendió hace un año. El pasado junio se anunció que los ciudadanos pagarían por prótesis y transporte sanitario, sin embargo la unificación entre regiones y dificultades de establecer los criterios de quién debía  pagar ha ralentizado la medida.

Por otro lado, El País titula: Madrid movilizó 906 millones para pagar facturas de sanidad pendientes desde 2008. Y subtitula: El PSM critica la “falta de transparencia” de la Comunidad. Y es que el Gobierno ha informado de estos datos a la oposición más de un año después, según el diario de Prisa. La cifra pertenece principalmente al ejercicio de 2011, aunque también hay gastos de otros años.