18 nov 2018 | Actualizado: 14:30
Jue 07 noviembre. 18.28H

La declaración tenía marchamo de titular gordo desde que lo difundieron los primeros teletipos. ABC así lo entendió y lo ha convertido hoy en su portada: “No cerraré un hospital o un colegio por una televisión”. Así habló y se justificó ante la opinión pública el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, tras su anuncio del cierre de la televisión autonómica Canal Nou.

El jefe del ejecutivo valenciano, en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press, ha justificado la decisión de cerrar la Radio Televisión Valenciana (RTVV) en la imposibilidad de asumir los 40 millones de euros al año que supondría la readmisión del millar de trabajadores que fueron despedidos en el ERE declarado ahora nulo.

"La sentencia es muy clara y no vamos a recurrir porque lo que tenemos claro en estos momentos es que las administraciones debemos priorizar aquello que es fundamental y es garantizar el estado de bienestar", ha asegurado Fabra con rotundidad. El presidente valenciano ha reiterado que la "sentencia supone 40 millones que no tenemos y lo que debemos hacer es garantizar servicios básicos a los ciudadanos como educación y sanidad y lo otro, aún queriendo, es inasumible".

Con todo ABC hurga en la herida en su portada y añade a la declaración del principio el siguiente subtítulo: Fabra perfila un nuevo canal, similar al que funciona en Castilla y León. Desconocemos si en ese nuevo proyecto ya no será válida la disyuntiva hospital o televisión, que sí parece prevalecer ahora.