29 de mayo de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:40
Lunes, 06 de marzo de 2017, a las 12:00
El uso terapéutico del cannabis debería legalizarse en España. Es la principal afirmación que hace el santanderino Eduardo Van den Eynde, diputado del PP en el Parlamento de Cantabria para más señas, y enfermo de cáncer de pulmón desde hace cinco años. 

Su testimonio, recogido por el diario El Mundo, explica cómo los ciclos de quimioterapia y radioterapia tienen unos efectos destructores en el enfermo, elevados a la enésima potencia si encima coinciden en el tiempo. En uno de esos momentos fue cuando decidió probar con el cannabis, que según relata, hizo que no fuera tan postrado, recuperara el ánimo y el apetito, e incluso pudo dejar de tomar la benzodiacepina para dormir y los ansiolíticos. 

Van den Eynde asegura que se lo propuso al oncólogo y éste "te dice que haces muy bien", que "no es ninguna tontería". "Hay evidencias científicas de sobra. Muchísimos países hacen uso médico del cannabis. La pregunta es por qué no se regula aquí. La respuesta es que hay prejuicios ideológicos... Tengo la esperanza de que el Gobierno entienda que los enfermos no podemos seguir así. Sería tan ridículo como tener prohibidas las anestesias y que la gente fuera operada mordiendo un palo con los dientes", declara al diario el cántabro. 

"Tengo la esperanza de que el Gobierno entienda que los enfermos no podemos seguir así", asegura el diputado cántabro



Sin embargo, preguntado sobre la postura de su propio partido, Van den Eynde se toma tiempo para responder, y lo hace finalmente para decir que está convencido de que "nunca nos opondríamos a una iniciativa como esta, de que nunca dejaríamos que la gente siguiera sufriendo". 

Necesidad de regularlo

El diputado cántabro lo define como una cuestión de "ética moral básica: tú no puedes ir contra un producto que le hace bien a la gente sólo por prejuicios". En ese sentido se mueve también Ciudadanos, quien ha presentado una Proposición No de Ley en el Congreso para "regular y facilitar el acceso a los tratamientos terapéuticos con cannabis y derivados de éste bajo estricta indicación y supervisión médica para aquellas patologías en las que haya demostrado eficacia o el facultativo lo considere indicado". 

Esta cuestión vuelve a abrir el debate científico en torno al uso del cannabis. El Observatorio Español de Cannabis Medicinal lleva años pidiendo que haya "sentido común y sensibilidad porque hay muchas personas sufriendo", y recuerda que el uso con fines terapéuticos es legal en países como EEUU, Alemania, Italia, Canadá o Israel. 

Los científicos, por su parte, mantienen ciertas diferencias pero también puntos en común. "El cannabis no es bueno para todo, decir eso no es cierto. Pero existen evidencias científicas más que suficientes para regularizar su situación con fines terapéuticos", alega el responsable de Neonatología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid. "No hay demasiadas evidencias de que la sustancia aporte mucho en cuestiones de cáncer, lo que no quiere decir que no mejore el tema de la falta de apetito o las náuseas", responde por su parte el postavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica. 

Finalmente, Manuel Guzmán, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid, asegura al diario que "es el momento de que se deje de mirar para otro lado. Hay decenas de miles de enfermos que toman cannabis medicinal. Con el actual sistema abocamos a los pacientes no solo a la inseguridad jurídica, sino también a la inseguridad sanitaria. Por eso hay que regular el uso terapéutico", sentencia. 
MÁS ARTÍCULOS
ver más artículos