24 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Opinión > En clave de pacientes

Algo aparentemente sencillo

Andoni Lorenzo, Presidente del FEP y de FEDE
Lunes, 01 de mayo de 2017, a las 16:00
Escribir sobre la Sanidad en España, desde un punto de vista del paciente, me lleva a hacer varias reflexiones que considero importantes trasladar en esta Tribuna. De entrada, decir que, en nuestro país, como todos sabemos, la Sanidad está transferida a las CCAA, y eso en determinados momentos puede ser una gran ventaja, ya que permite una gestión más cercana al ciudadano, al adaptarse a sus necesidades particulares.

Sin embargo, tengo que decir también que (y sin ánimo de cuestionar este modelo), sí me parece fundamental que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad debiera contar con un mayor grado autoridad para poder implantar y/o coordinar determinadas estrategias en nuestra Sanidad, independientemente de si estamos hablado de una u otra Comunidad. Y es que, continuamente escucho a los pacientes hacer comparaciones entre los sistemas sanitarios de una y otra autonomía. Por todo esto, precisamente, es por lo que nos encontramos con estrategias diferentes de patologías distintas entre CCAA; calendarios de vacunación distintos o servicios que en, en otras autonomías, son totalmente inexistentes.

El verdadero Pacto por la Sanidad debe ser un acuerdo entre profesionales sanitarios y representantes de los pacientes



Es muy complejo entender, para la mayoría de los ciudadanos de a pie, cómo es posible que ocurra algo así en pleno siglo XXI, teniendo en cuenta los avances tecnológicos en comunicación de los que disponemos. Así por ejemplo, algo tan aparentemente sencillo como el poder compartir el historial clínico entre diferentes CCAA, todavía no es una realidad, por lo que a la hora de viajar por diferentes partes de España, este acceso no será viable una vez se traspasen las fronteras de la región en la que residamos.

En muchas ocasiones recibo llamadas de personas que quieren saber para cuándo podremos contar con un Pacto de Estado por la Sanidad, algo fundamental para todos los españoles, pero cuya puesta en marcha se va dilatando en el tiempo, cayendo en el olvido Legislatura tras Legislatura. El verdadero Pacto de Estado por la Sanidad debe ser un acuerdo entre los profesionales sanitarios y los representantes de los pacientes, ya que ellos y nosotros somos los verdaderos conocedores de nuestra realidad. Establecer reuniones conjuntas, en las que elaborar estrategias a nivel nacional y marcar las verdaderas prioridades de la Sanidad, sería el primer paso para sellar un documento de compromiso bien definido sobre el modelo sanitario que queremos, en el que abordar, de una vez por todas, el cambio hacia la cronicidad.

En definitiva, lo que necesitamos, es un Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con mayor autoridad sobre las Consejerías de Salud, y así abordar los problemas de la equidad. No obstante, y hasta que esto llegue, nos seguiremos encontrando con 17 estrategias sanitarias y con un Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud vacío de poder, y que por cierto, lleva mas de un año sin reunirse.