17 nov 2018 | Actualizado: 16:10

Vergés: “Fuera de España lograremos más inversión para sanidad”

Charla con Redacción Médica sobre la actualidad sanitaria catalana y el futuro del proceso de independencia

Lunes, 07 de marzo de 2016, a las 13:12
Patricia Biosca. Madrid
Una de las figuras más combativas durante la pasada legislatura en materia de Sanidad, Alba Vergés (Igualada, 3 de septiembre del 1978), diputada por Jxsí y militante en ERC, ha tenido que tomar una posición mucho más neutral: la de presidenta de la Comisión de Sanidad. Sin embargo, se reserva el derecho a participar como diputada en los plenos, por lo que afirma que no tendrá “la voz coartada”. Redacción Médica charla con ella tras la primera Comisión, en la que Antoni Comín explicó las líneas fundamentales de los próximos 18 meses y de la independencia de Cataluña como la clave para solucionar los problemas del Sistema Sanitario Catalán.

Alba Vergés.

¿Cómo se plantea esta legislatura en la Comisión de Sanidad con un Parlamento tan complicado?

Interesante. La Comisión de Salud trata muchos temas distintos que preocupan directamente a los ciudadanos. Esto va en la línea en la que queremos que sea el Parlamento: un debate de parlamentarios y entidades sanitarias abierto a opinión y a entrar en todas las cuestiones.

En la primera Comisión se pudieron observar los primeros roces. ¿Cree que va a ser difícil lidiar con tantos grupos y tan diferentes?

Viví la legislatura pasada, que fue muy complicada, como portavoz de ERC y notaba mucha más crispación y pocas ganas de construir. De momento, veo que la gente tiene ganas de participar, de revertir todos los problemas y de proponer soluciones. Y pienso que fue muy bien la primera comparecencia del consejero, aunque como presidenta le dejé explicar un poco más de tiempo del que le tocaba. No por él, sino porque los grupos parlamentarios tuvieran la mayor cantidad de información posible. Pedí disculpas por habernos pasado en el tiempo y fui muy generosa también con el tiempo de los diputados.

Y tras ser una de las diputadas más combativas de la anterior legislatura, ¿le va a ser difícil ser una figura neutral?

Creo que no. Dentro de la Comisión, cuando tienes la figura de presidenta, es un poco complicado en el sentido en que tienes que mantener tu posición. Pero me he reservado dejar la presidencia para que la ocupe vicepresidencia en determinadas propuestas. En plenos del Parlamento también podré intervenir como diputada de JxSí. O sea, que no tengo la voz coartada, sino que la voy a utilizar.

Comín dice que la independencia es la solución para muchas cuestiones, entre ellas las listas de espera.

Estamos haciendo el proceso de independencia también para poder legislar como nos gustaría. Y también por un problema de recursos. Los grupos de la oposición hacen lo que tienen que hacer, que es pedir más recursos para acabar con las listas de espera. El consejero lo dice muy claro: “Si me dais 1.000 millones de euros, pues lo hago”. E invitó al PSC a participar en los presupuestos para poder obtener este dinero en el Congreso español. La Sanidad siempre ha estado mal financiada, no solo la catalana, sino la de todas las comunidades. Y creemos que con las inversiones que faltan en Cataluña a todos los niveles, la independencia nos puede llevar a tener estos recursos para destinarlos como queremos. Estamos convencidos fuera de España lograremos más inversiones para sanidad, ya que la sociedad catalana sí genera estos recursos.

¿Se han hecho cálculos de dónde concretamente podría el Gobierno catalán sacar estos fondos?

Hicimos cálculos para aprobar el plan de choque con la CUP. Con el presupuesto que tenemos actualmente, no nos llega a los 100 millones. Si para acabar con las listas de espera necesitamos 1000 millones, entonces necesitamos unos presupuestos diferentes, unos presupuestos de Estado independiente.

El pleno del Parlamento aprobó una moción para que en un mes se cumplen las listas de espera. ¿Se cumplirán los plazos?

La voluntad es cumplirlo, y de hecho se cumple en la mayoría de casos. El porcentaje de cumplimiento es muy alto, pero no es absoluto. Es verdad que este tema no depende únicamente de los recursos, sino también de la organización. Lo pactado con la CUP es la reducción del 50 por ciento de la reducción de las listas de espera en pruebas diagnósticas y en visitas al socialista y el 10 por ciento en listas de espera quirúrgicas, y está en nuestro ánimo cumplirlo.

Comín anunció su propia prescripción enfermera. ¿Cómo está este tema?

Plazos no se pueden dar, pero sí se puede decir que se está trabajando intensamente. El Real Decreto del Estado español fue aprobado un mes de octubre, pero no se publicó hasta el pasado el 20D, cosa que es un poco extraña. Estas leyes se aprueban para publicarlas en un plazo determinado, no pasadas las elecciones como se hizo porque sabían que iba a provocar un poco de controversia. Los enfermeros en Cataluña nos están constatando que genera muchos problemas la aplicación del Real Decreto y por eso estamos trabajando intensamente, aceleradamente y de forma participativa con ellos para poner la solución.

La presidenta de la Comisión de Sanidad en el Parlamento.

¿Se utilizará la norma andaluza como espejo?

Sí que lo será. Nos tenemos que fijar en lo que han hecho en otras comunidades y sobre todo si funciona. Es algo que pedían las enfermeras desde hace muchos años, pero una vez que se regula en el Congreso, genera más problemas que soluciones. Y lo que queremos es poner un decreto catalán que ponga soluciones a la irrealidad con la que estaban trabajando los enfermeros durante muchos años.

En cuanto al problema del Zika. Cataluña siempre por delante confirmaciones de casos del Ministerio. ¿Cómo se comprueban los casos?

Nosotros gestionamos la Salud pública en Cataluña y por lo tanto tenemos la obligación de decretar cuando hay un nuevo caso y cumplimos todos los criterios de información, ya sea por el Ministerio o donde sea. La detección la hacemos aquí con un sistema que intentamos que sea rápido y, al final, no nos debemos a quien da primero la información, sino a darla y a tenerla sobre todo.

Si gobierna Pedro Sánchez, ¿le viene mejor al Gobierno catalán que un Gobierno de Rajoy?

Mejor si puede ser, pero confianza en que las cosas puedan cambiar mucho, tampoco. Nosotros al final estamos en un proceso desde Cataluña, respondiendo a un mandato democrático que nos ha otorgado la gente el 27 de septiembre. Incluso con pena, podemos decir que no confiamos en ningún cambio que pueda surgir en el Estado español porque lo hemos vivido muchas veces y no creemos que vaya existir ese cambio.

¿Cuál sería la mejor combinación para el actual Gobierno de Cataluña?

Repito. Siempre esperaremos que España tenga el mejor presidente que los ciudadanos decidan. Pero nosotros estamos en otra etapa, en otra línea, y no confiamos que haya un presidente que nos haga cambiar respecto a pertenecer al Estado español.

¿Cuáles serán sus peticiones al gobierno español cuando se forme?

Vamos a pedir todo lo que nos corresponda. Por ejemplo, Hepatitis C. Estamos asumiendo todos los costes del tratamiento de todos los pacientes, pero no nos han dado financiación extra. Vamos a reclamar hasta el último día que nos mantengamos en el Estado español.

ENLACE RELACIONADO

Comín: la lista de espera se soluciona con 1.000 millones y la independencia de Cataluña (03/02/16)