Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20

Romero reconoce que no informó a la médico de AP

Ha señalado que en ningún momento rebasó el umbral de fiebre fijado en 38,7 grados

Miércoles, 14 de enero de 2015, a las 13:05
Redacción. Madrid
La auxiliar de Enfermería Teresa Romero y la médico de familia que la atendió en un centro de salud de Alcorcón han llegado a un acuerdo de conciliación después de que la primera haya reconocido que no informó a la doctora de que había estado en contacto con pacientes con ébola.

Teresa Romero ha llegado acompañada de su abogado y su marido.

Romero ha aceptado íntegramente la declaración de la doctora y ha reconocido que en ningún momento rebasó el umbral de fiebre fijado en 38,7 grados, según ha indicado la abogada de la médico de familia.

Amenaza de querella

Antes de que diera comienzo el acto de reconciliación, la letrada de la médico de familia había anunciado que se interpondría una querella contra Romero si no se retractaba. Según la abogada, su clienta únicamente quería que Romero retirara las declaraciones en las que aseguraba haber informado a la facultativa de haber estado en contacto con un paciente diagnosticado con ébola.

La abogada Ana Plaza, que defiende a la médico, ha celebrado que "por fin" se haya llegado a un acuerdo, dado que ha sido "complicado" al durar bastante tiempo. Por tanto, ha recalcado que Teresa Romero ha aceptado la versión de su cliente, sosteniendo que no le comunicó que estuvo en contacto con los misioneros.

Por su parte, el letrado de Teresa Romero, José María Garzón, ha afirmado que el objetivo del acuerdo "no es si lo dijo o si lo hizo" después de los "padecimientos" que tiene su cliente y "las lagunas", lo que le lleva a tener que hacer "un esfuerzo recordatorio" de lo sucedido. "Lo que ha dicho lo ha mantenido públicamente y siempre ha mantenido su versión. Es claro y contundente, no ha discusión", ha aseverado.

Inmediatamente después, la letrada de la doctora le ha interrumpido y ha querido dejar claro que "la doctora no aceptaba que se pusiera en duda si (Teresa Romero) lo dijo o no o si fuera recordado o no". "El hecho de que no se lo comunicó a la doctora era requisito imprescindible para firmar el acuerdo. Teresa reconoce públicamente que no ha informado a la doctora", ha recalcado, al tiempo de agregar que la negociación no ha sido fácil, ya que no se ponían de acuerdo en la propia redacción de los puntos. "Era innegociable que tenía que hacer público que no comunicó a la doctora que venía de atender a pacientes", ha zanjado.

A continuación, Javier Limón ha destacado que su esposa no ha querido perjudicar a su médico de cabecera, con el que ha estado durante "muchos años". "No queremos poner en duda su honorabilidad y profesionalidad. Aceptamos que Tere nunca superó el umbral de fiebre, de hecho no lo supero en toda la semana hasta la noche del 5 al 6 de octubre que fue cuando llamamos a urgencias", ha relatado.

Por ello, ha reseñado que aceptan que fue a la consulta el 2 de octubre y no el martes 30 de septiembre, tal y como se mencionó en algún medio de comunicación. "Aceptamos que tal vez no le dijo que no queremos perjudicar su imagen y su profesionalidad. Ella cree que se lo dijo. Ella llamó a medicina preventiva una horas después y no se activó el protocolo porque no se había superado el umbral de fiebre", ha insistido.

ENLACES RELACIONADOS


Victoria señala que Teresa Romero “ha confirmado” que la actuación regional fue “correcta” (14/01/15)

El Colegio de Médicos de Madrid, satisfecho ante la conciliación de Romero y su médico de AP (14/01/15)

La médico de AP que atendió a Teresa Romero se querellará contra ella (27/11/14)

La versión de Teresa Romero no se sostiene (29/10/14)