Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Semfyc pide a Sanidad que “reconsidere” la desfinanciación de 9 grupos de fármacos

En algunos casos por su utilidad terapéutica y en otros por el riesgo de desplazamiento a medicamentos más caros sí financiados

Lunes, 23 de julio de 2012, a las 10:00
Redacción. Madrid
El Grupo de Farmacología de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) ha elaborado un documento en el que hace una valoración sobre la decisión del Gobierno de excluir de la financiación pública un total de 426 fármacos a partir del próximo miércoles 1 de agosto. En este documento, Semfyc solicita al Gobierno que “reconsidere” la retirada de nueve grupos de fármacos incluidos en dicha lista, en algunos casos por su utilidad terapéutica demostrada en determinados casos y en otros por el riesgo de desplazamiento a medicamentos más caros sí financiados.

Josep Basora, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc).

En concreto, Semfyc opina que debería mantenerse la financiación en tratamientos como los indicados para el exceso de secreción gástrica (compuestos y combinaciones de aluminio), debido al efecto desplazamiento a fármacos menos indicados o más caros, especialmente los inhibidores de bombas de protones (IBP), así como la de los tratamientos del estreñimiento (laxantes generadores de volumen, como plántago ovata), debido igualmente al efecto desplazamiento a otros fármacos no financiados, esta vez con mayores efectos secundarios, algo muy a tener en cuenta en personas mayores.

Del mismo modo, el grupo de expertos de Semfyc no cree adecuada la desfinanciación de antagonistas de opiáceos como la metilnaltrexona, ya que puede ser útil en segunda línea del tratamiento del estreñimiento en pacientes en cuidados paliativos, ni la de los tratamientos de virosis tópicas o superficiales (podofilotoxina/imiquimod), por la “importancia del tratamiento de los condilomas acuminados para la salud pública, con dificultades según los casos para el acceso a crioterapia como tratamiento alternativo” (más costoso).

Por otra parte, consideran que algunos fármacos podrían pasar a financiarse solo bajo determinadas circunstancias, como algunos laxantes (osmóticos o loperamida) para casos hospitalarios, o los antiinflamatorios no esteroideos (Aines) para problemas concretos de salud como los procesos inflamatorios oculares. En otro orden, Semfyc muestra su apoyo a la salida de la cartera pública de algunos fármacos propuestos por Sanidad al considerarse de baja utilidad terapéutica o con alternativas más baratas (véanse los tratamientos para migrañas leves o los corticoides indicados para las hemorroides).