20 nov 2018 | Actualizado: 18:45

El Ejecutivo adapta el IVA de los productos sanitarios

Se introducen varios cambios que equiparan la norma foral a la estatal tras las modificaciones derivadas de la Unión Europea

Lunes, 29 de diciembre de 2014, a las 17:15
Redacción. Pamplona
El Gobierno de Navarra ha aprobado en su sesión de este lunes un Decreto foral legislativo de armonización tributaria que adapta la normativa foral de IVA a la europea, fundamentalmente en los productos sanitarios, e introduce cambios derivados de la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la UE.

Yolanda Barcina, presidenta de Navarra.

Además, ha detallado el Ejecutivo foral en un comunicado, el decreto incluye ciertas aclaraciones técnicas y trata de establecer un marco legal más seguro para potenciar la lucha contra el fraude fiscal.

En este sentido, el Gobierno ha explicado que según el artículo 32 del Convenio Económico entre el Estado y la Comunidad foral, Navarra debe aplicar idénticos principios básicos que el Estado en cuanto al IVA. Este Decreto foral introduce estas novedades tras la publicación de la correspondiente normativa estatal.

Uno de los cambios más relevantes surge de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 17 de enero de 2013, que obliga a España a modificar el IVA de los productos sanitarios.

Por regla general, desde el 1 de enero de 2015 los productos sanitarios pasan a tributar del 10 por ciento al 21 por ciento, aunque hay algunos que quedan excluidos. En concreto, quedan fuera de este aumento de tributación los productos diseñados para aliviar o tratar deficiencias de las personas con discapacidad, entre los que se incluyen gafas, prótesis, sillas de ruedas o dispositivos respiratorios, por ejemplo.

También mantienen su tributación al 10 por ciento otros productos de uso habitual como gasas, vendas, compresas, tampones o anticonceptivos no medicinales. En cuanto a los productos que tributaban al 4 por ciento, mantienen la tributación los medicamentos de uso humano, los vehículos para personas con movilidad reducida y las prótesis, órtesis e implantes internos para personas con discapacidad.