Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Auditorías en hospitales y fomentar la atención en casa para mantener la sanidad pública

Piden a los estados que incentiven a los profesionales para que se involucren más y haya un mayor compromiso de farmacéuticos y enfermeros

Lunes, 23 de marzo de 2015, a las 13:52
David García. Madrid
¿Cómo hacer sostenibles los sistemas de salud europeos si cada vez vivimos más años y tenemos más enfermedades crónicas? Esa es la pregunta a la que tratan de dar respuesta desde el Grupo Director Europeo (GDE) para una Asistencia Sanitaria Sostenible.

Se trata de un grupo de profesionales médicos, liderados por la ex ministra de Sanidad irlandesa, Mary Harney,  que han redactado un libro blanco paneuropeo titulado “Actuemos Juntos – Hoja de ruta hacia la asistencia sanitaria sostenible” y en el que hacen una serie de recomendaciones a los países miembros para hacer sostenibles sus sistemas sanitarios.

Los miembros del GDE durante la presentación de su informe.

En lo que se refiere a nuestro país, el informe destaca que el gasto en sanidad pública se redujo un 13,7 por ciento en 2012 y un 16,2 por ciento en 2013 y que los cambios legislativos han dejado excluidos de cobertura sanitaria a muchos inmigrantes irregulares y “a una parte significativa de la población española”.

El informe del GDE alerta por un lado de que el 37 por ciento de la población será mayor de 60 años en 2050 y que el 75 por ciento del gasto sanitario, 700.000 millones de euros al año, se destinará a tratar enfermedades crónicas; y por otro lado que casi dos tercios del gasto se dedica a la atención de pacientes ambulatorios y hospitalizados.

Con estas crifras, para mantener la sostenibilidad de los sistemas públicos de salud, el grupo hace 18 recomendaciones a los estados europeos que afectan a tres temas principales: prevención e intervención precoz, fomento del ciudadano autónomo y responsable, y reorganización de la prestación de la atención.

Respecto a este último asunto, el grupo de expertos GDE recomienda a los estados europeos que realicen auditorías en sus hospitales “frecuentemente” para identificar oportunidades de eficiencia para mejorar el resultado de sus servicios.

También les pide que impulsen medidas para la promoción de la atención en el hogar para pacientes crónicos, con la formación necesaria para los profesionales también, y pide una apuesta decidida a los gobiernos por las nuevas tecnologías y sobre ello apunta directamente a las aplicaciones en los smartphones.

El GDE pone en duda el actual sistema de protección de datos de los pacientes y pide a la Comisión Europea que realice una nueva normativa sobre ello para que se asegure la protección del paciente y a la vez esos datos puedan servir para desarrollar estrategias sanitarias.

Este grupo de expertos, en el que también se encuentra Juan Jover, médico español del Hospital Clínico San Carlos, hace hincapiés en la importancia de la cronicidad en la población y por eso recomienda a las empresas medidas de flexibilidad en los horarios para que los trabajadores puedan atender a sus dependientes en sus domicilios.

Para reducir costes sanitarios futuros, el GDE recomienda que los Ministerios de Sanidad y Educación de los estados miembros trabajen juntos para “aumentar el nivel de alfabetización de la salud entre la población general”.

No solo esa es la única propuesta de trabajos interministeriales en los estados miembros. Según el GDE, para mejorar la sostenibilidad de la sanidad pública, debe haber una mayor implicación en materia sanitaria y trabajo conjunto con los ministerios de Economía y Hacienda.

Además, piden a los estados que desarrollen políticas de incentivos que aseguren así un grado de compromiso mayor en los profesionales sanitarios, y en concreto piden que se fomente una mayor participación de farmacéuticos y enfermeros.

Un ejemplo de sostenibilidad: el Hospital Clínico San Carlos

El informe de estos expertos destaca varios ejemplos de sostenibilidad sanitaria en Europa, entre ellos una iniciativa del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Se trata de la iniciativa de la Unidad de Intervención Precoz del Hospital Clínico San Carlos, que califican de “ejemplo de pensamiento creativo y colaborativo”. El proyecto demuestra que cada euro invertido puede generar un ahorro total de 11 € en salud y bienestar social si se invierte con inteligencia en prevención e intervención precoz. Con la implantación de programas de diagnóstico, derivación e intervención precoces, el hospital ha conseguido reducir las tasas de morbilidad, discapacidad y mortalidad.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al informe completo del GDE

Europa hace 3 encargos más a su ‘comité de sabios’ (08/03/2015)

Media Europa tiene mejor sistema sanitario que España (27/01/2015)