Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30
Opinión > El termómetro

Josefina García

Josefina García
Josefina García, rectora de la Universidad Católica San Antonio (UCAM).
Jueves, 24 de noviembre de 2016, a las 14:30
En el listado de obligaciones de un presidente de comunidad autónoma debe estar el asistir a la apertura del curso académico de la universidad privada de su región. O, al menos, así lo cree la rectora de la Universidad Católica San Antonio (UCAM), Josefina García, que se ha creído con el derecho de criticar la ausencia del presidente murciano Pedro Sánchez al acto inaugural del curso académico 2016-2017. Está claro que García ha llevado mal, muy mal, la polémica por la negociación del convenio de prácticas para los alumnos de Medicina y sus palabras -fuera de tono en un acto institucional como éste- la delatan: “hay ausencias difíciles de justificar y entender”, “la no asistencia del presidente no tiene otra explicación que su falta de apoyo al proyecto de la Universidad y a la atención de sus exigencias para que los alumnos de la UCAM hagan prácticas en los hospitales públicos de Murcia”. La rectora tuvo también palabras ‘muy cariñosas’ para el rector de la Universidad de Murcia, José Orihuela, a quien tachó de “deslenguado, con una actitud intolerante, antidemocrática, extrema e intransigente”. Ella misma se retrata.