Pablo Ortiz, jefe de Servicio de Dermatología del 12 de Octubre, analiza la notable evolución que supone esta aplicación

"FotoHopes12 ahorra trabajo al dermatólogo y da seguridad al paciente"
Pablo Ortiz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre.


20 jun 2022. 09.00H
SE LEE EN 7 minutos
La toma de imágenes es una parte fundamental de la práctica clínica diaria en Dermatología. Aunque algunos profesionales usan cámara de fotos, la inmensa mayoría de dermatólogos opta por utilizar el teléfono móvil; algo que puede romper la confidencialidad del paciente.

Por ello, con el objetivo de dar respuesta a los problemas que se encuentran los facultativos en la actualidad para desarrollar su actividad, Hopes, en colaboración con el servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre, ha desarrollado una aplicación para el entorno hospitalario que permite la toma y gestión de imágenes desde cualquier dispositivo móvil: FotoHopes12.

Una herramienta desarrollada con la colaboración de Almirall, y que no solo reporta beneficios a los dermatólogos, sino también a los pacientes, ya que es una garantía de seguridad y protección de datos, además de permitir una mejora el seguimiento y, por consiguiente, una mejor evolución de las lesiones. Además, cuenta con una derivación con el mismo funcionamiento para las consultas privadas: fotoMED12.

Para conocer más a fondo esta novedosa aplicación, Pablo Ortiz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre, muestra a Redacción Médica cómo manejar esta app, así como las principales características y ventajas que ofrece al día a día de los dermatólogos.

Entrevista completa a Pablo Ortiz.


¿Qué relevancia tiene la toma de imágenes en la práctica clínica diaria de un dermatólogo?

Es absolutamente fundamental. Necesitamos tener bien documentadas las lesiones que tiene el paciente para realizar un seguimiento. Es imposible que el especialista recuerde cómo están las lesiones de cada paciente en cada una de las visitas. Así que poder tener las lesiones guardadas y poder comparar lo que tiene el paciente hoy con lo que tuvo hace meses o años nos resulta imprescindible.

 Pablo Ortiz, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital 12 de Octubre.


¿De qué forma suele hacerse habitualmente esta toma de imágenes?

En el momento actual, la mayoría de los dermatólogos estamos tomando las fotografías con el móvil, aunque algunos usan cámaras. Lo esperable es que descarguemos las imágenes y las borremos del móvil, pero el problema es que tenemos una gran carga de trabajo, por lo que se nos pueden acabar acumulando dentro del dispositivo.

Somos conscientes de que esto no es legal y de que estamos rompiendo la confidencialidad del paciente. Si tenemos cualquier percance con el teléfono, esas fotos van a estar en el móvil y son visibles para otra persona. Por ello, para evitar estos percances, hemos desarrollado un programa. En concreto, una aplicación de fotos: Fotohopes12.

¿Qué mejoras aporta FotoHopes12 en la toma de imágenes?

La primera mejora es la ayuda al dermatólogo; le ahorra trabajo. La aplicación está pensada para que el dermatólogo capture un código QR de la pantalla con el que pueda cargar todos los datos del paciente. De esta manera, se hacen las fotos y, con darle a un botón, van cifradas en Internet. Se descargan en el repositorio del hospital y se borran automáticamente del móvil.

Así que ese proceso de carga del hospital, que siempre es tedioso y lleva muchísimo tiempo, se hace automáticamente.


"Las imágenes se guardan dentro del servidor del hospital, con la misma seguridad que la historia clínica o los datos médicos"



También aporta ventajas para el paciente. Aumenta muchísimo la seguridad porque las fotos van cifradas por Internet y desaparecen del móvil del médico, con lo cual no hay posibilidad de que roben esas imágenes. Quedarán siempre dentro del servidor del hospital, con la misma seguridad que tiene la historia clínica o los datos médicos, que son datos que exigen la máxima seguridad de confidencialidad.

¿Esta nueva plataforma exige que el facultativo tenga un modelo determinado o se puede utilizar con diferentes sistemas operativos?

Es compatible con cualquier teléfono que pueda leer un código QR. Hoy en día estamos todos acostumbradísimos a leer códigos QR en cualquier sitio.

El especialista explica el funcionamiento de la aplicación.


¿Cómo se integra la App con el resto del entorno sanitario: historias clínicas, biobancos…?

En el código QR está la información del paciente. Aparece cuál es su dirección y número de historia. Entonces, cuando le hago la foto al código QR, ya le estoy diciendo a la aplicación que todas esas imágenes pertecen a esa persona.

¿Cómo mejora la eficiencia en el día a día de un entorno hospitalario?

Nos permite no dedicarle tiempo a descargar las fotos. Cogerlas, guardarlas en algún sitio y pasarlas a una especie de repositorio del paciente es un proceso tedioso.

Lo más importante es que antes las guardábamos en carpetas, por días, por lo que tenía que acordarme que un paciente vino en una fecha exacta a consulta y, después, buscar la carpeta de ese día.

Ahora no; ya busco directamente las fotos del número de historia y las saco. También podría buscar las fotos de pacientes que tengan una determinada enfermedad y me aparecen todas, así como las imágenes de un tratamiento. Permite revisar todos los procesos de una manera mucho más sencilla.

Además de la imagen y sus posibilidades de difusión, ¿la App aporta datos a la imagen, tales como tratamientos o localización?

Así es. Una de las razones por la que hemos desarrollado este programa es porque es una apuesta estratégica del Servicio de Dermatología, que busca participar en un proyecto de inteligencia artificial. Buscamos que, en un momento determinado, los algoritmos nos puedan ayudar en el diagnóstico de las enfermedades de la piel.

Para hacer eso, hemos estandarizado las tomas de fotos con códigos internacionales; los diagnósticos, los tratamientos, la localización de las lesiones... Todo está absolutamente estandarizado para que el algoritmo se entrene y que, eventualmente, sea capaz de ayudarnos con el diagnóstico.

Además, hemos hecho una derivación de esta aplicación, que está desarrollada para entorno hospitalario, con el mismo funcionamiento. Se llama fotoMED12 y está disponible para las consultas privadas.

El mismo problema que tenemos los dermatólogos en los hospitales lo tiene cada dermatólogo en sus consultas privadas. En este caso, la única diferencia es que en vez de guardarse en un repositorio del hospital, se alamcenan en la nube con toda la seguridad.

De hecho, la hemos desarrollado cumpliendo con todos los criterios de seguridad europeos y americanos. Las fotografías se guardan en una nube segura y se hacen copias de seguridad: todo está cifrado. Con lo cual, ya está disponible para dermatólogos que necesiten manejar fotografías desde sus consultas privadas.

FotoHopes12 permite la toma y gestión de imágenes de pacientes desde cualquier dispositivo.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.