La potencial solución de Uber para el transporte sanitario no urgente

Un reciente informe de Competencia recomienda permitir la entrada de VTC en los concursos públicos para este servicio

Juan Galiardo, director de Uber en España.
La potencial solución de Uber para el transporte sanitario no urgente
vie 21 febrero 2020. 16.30H
La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) recomienda en un reciente informe permitir la participación de VTC en las licitaciones de servicio sanitario no urgente. La comisión considera negativo que en algunas regiones españolas este tipo de servicios se limite a ambulancias y, en algunos casos, al sector del taxi

En este contexto, la multinacional Uber, según confirman fuentes de la compañía a Redacción Médica, lanzó recientemente en países como Alemania proyectos piloto para conectar pequeñas ciudades con grandes urbes. Es el caso del piloto realizado en noviembre de 2019 en Kirchheim (ciudad de 13.000 habitantes), al norte de Munich, para comunicar a estas personas con la capital.

Este "Uber rural", como lo denominan dichas fuentes, es una potencial solución para transportar a pacientes que residen en pequeñas o medianas ciudades con grandes urbes para realizar sus revisiones médicas. La CNMC ve con buenos ojos que el transporte sanitario no urgente se abra la participación de VTC, lo que podría suponer la puerta de entrada a proyectos como este.


El sector del taxi no se opone a la entrada de VTC en los servicios de transporte sanitario no urgente 


En su análisis del sector, la CNMC apunta que algunas comunidades autónomas no permiten el transporte sanitario no urgente mediante turismos, quedando excluidos tanto taxis como VTC. No obstante, el RD por el que se establecen las características técnicas, el equipo sanitario y la dotación de personal de los vehículos de transporte sanitario por carretera no específica que en tal ámbito no puedan participar turismos. 

De hecho, algunas comunidades autónomas permiten el uso de taxis para "la prestación de servicios de transporte sanitario siempre que dicho servicio no requiera atención médica del paciente ni sea necesario realizar el traslado mediante un vehículo dotado de un equipamiento médico específico".

No obstante, en estas regiones se cierra la puerta a la participación de los VTC para prestar este servicio, aunque se permita la de los taxis. "La reserva de participación en las licitaciones a taxis –y, por tanto, la prohibición de concurrir a VTC– no se justifica ni en las licitaciones (País Vasco, Illes Balears) ni en las regulaciones donde se ha previsto (Andalucía, Galicia, Castilla-La Mancha)", explica la comisión. 

En este sentido, recomiendo "no discriminar entre los tipos de licencia de vehículos de turismo (taxi y VTC) para la contratación pública de servicios de transporte sanitario. En este sentido, debe revisarse la normativa en Andalucía, Galicia y Castilla La Mancha y evitarse la introducción de esta clase de restricciones en los pliegos de contratación, como se ha detectado en algún caso en el País Vasco e Illes Balears".

Opinión del taxi


La Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid ha expresado su opinión a este diario sobre las recomendaciones de la CNMC y no se ha mostrado contraria a las mismas. "Nos parece estupendo que se abra el transporte sanitario no urgente a los vehículos turismos de hasta nueve plazas, si bien creemos que como ya han dicho los tribunales (considerando al servicio del Taxi como de interés público) debiera producirse en vehículos Auto-Taxi", han concluido.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.