24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Sánchez prepara unos PGE "alternativos" que esbozan su programa sanitario

La formación se plantea pedir la recuperación del Fondo de Cohesión y crear un fondo específico para innovaciones

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE.
Sánchez prepara unos PGE "alternativos" que esbozan su programa sanitario
Carlos Corominas
Martes, 05 de septiembre de 2017, a las 13:40
El PSOE de Pedro Sánchez empieza a perfilar su oposición a los Presupuestos Generales del Estado de 2018. En octubre, la formación presentará unos "presupuestos alternativos", según ha indicado el secretario general de los socialistas en un desayuno informativo ofrecido este martes.

Sin aclarar si estos presupuestos alternativos tendrán forma de enmiendas parciales o totales a las cuentas del Gobierno, Sánchez ha aludido a la necesidad de incrementar los salarios en un 2,5 por ciento en el próximo año y un 3 por ciento anual hasta 2021. Además, ha anunciado un plan para jóvenes y su intención de que se debata la Iniciativa Legislativa Popular para una renta mínima presentada por los sindicatos.

En encuentro en el que la gran protagonista ha sido Cataluña, el dirigente socialista se ha referido a estas medidas como "un plan de choque de justicia social frente a la desigualdad que vive nuestro país". La única mención, de manera tangencial, a la sanidad ha llegado cuando ha hablado de la financiación autonómica y la necesidad de "integrar el componente del envejecimiento de la población".

Sanidad universal y Fondo de Cohesión 

Aunque habrá que esperar a octubre para conocer en detalle la propuesta para sanidad de los presupuestos alternativos, el portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, Jesús María Fernández, ha explicado a Redacción Médica que "irán en la línea de la Proposición de Ley ya presentadas para recuperar la asistencia sanitaria como derecho de ciudadanía y las enmiendas presupuestarias de 2017".


Pedro Sánchez presenta un "plan de choque de justicia social frente a la desigualdad que vive nuestro país"


La propuestas de ley a las que se refiere Fernández fueron presentadas al principio de la legislatura para reclamar devolver el derecho a la sanidad a todos los ciudadanos que residan en España. El Gobierno del PP ejerció su derecho de veto para no tramitar la norma alegando que modificaba los Presupuestos Generales del Estado. Este bloqueo fue criticado en octubre de 2016 por PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos que forzaron a la Mesa del Congreso a dirigirse nuevamente al Gobierno para pedir más datos que justificaran el veto, sin que de momento haya habido respuesta por parte del Ejecutivo.

Sobre las enmiendas que prepara el PSOE, Fernández destaca las que este año han ido destinadas a "dotar de fondos al Ministerio con el fin de apoyar la cohesión y la cooperación interterritorial, la innovación y las Estrategias Nacionales de Salud".  

Para recuperar el Fondo de Cohesión, vaciado durante la anterior legislatura del PP, el PSOE propone una cuantía de 100 millones de euros. En las cuentas de 2017, el Ejecutivo ha comprometido 4 millones para este concepto a pesar de que el acuerdo de investidura con Ciudadanos fijaba la cuantía en 100 millones de euros anuales. A esta partida se le sumaría la de un fondo de innovación de 150 millones de euros para abordar la financiación de tratamientos innovadores como el de la hepatitis C. Además, propone destinar 25 millones a las Estrategias Nacionales de Salud: 20 millones para las comunidades autónomas y 5 millones para colaboración con entidades.