Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Quién, cuánto y cómo se incentivan las plazas médicas de difícil cobertura

El Ministerio de Sanidad es el órgano encargado de desarrollar la fórmula legal al respecto

Solo Aragón y Andalucía cuentan con un plan estructurado de incentivos.
Quién, cuánto y cómo se incentivan las plazas médicas de difícil cobertura
M. R. / B. N. / À. L.
Alberto Muñoz
Sábado, 07 de julio de 2018, a las 18:40
Cubrir las plazas médicas de difícil cobertura es uno de los grandes retos a los que se enfrenta el Sistema Nacional de Salud. Consciete de ello, el Ministerio de Sanidad lleva meses abordando con las comunidades autonómas esta cuestión, a través del Consejo Interterritorial celebrado en noviembre en el que se propuso la incentivación o la rotación enfocadas a los MIR, y en el ámbito de negociación con los principales sindicatos como CCOO, UGT, CSIF y Satse. 

Sin embargo, este importante trabajo depende de dos cuestiones. Por un lado, cómo establecer el marco legal, que corresponde al Ministerio de Sanidad y, por otro, los incentivos, competencia de las comunidades autonómas. 

El cambio de Gobierno y, por consiguiente, la entrada de Carmen Montón al Ministerio de Sanidad han paralizado las reuniones que estaban previstas para continuar con las negociaciones sobre las plazas médicas de difícil cobertura. El pasado mes de mayo, la exministra Dolors Montserrat anunció que ya tenía preparada una nueva fórmula legal al respecto.

En concreto, Sanidad trabaja en la propuesta de modificar el artículo 33 del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud, que habla de la 'Selección del personal temporal' para ampliarlo también con el concepto 'Puestos de difícil cobertura'. En este sentido, Antonio Cabrera, secretario general de FSS-CCOO, ha señalado a Redacción Médica que esta modificación es necesaria "para definir qué es un puesto de trabajo de difícil cobertura y determinar cómo se cubren".

En el caso de los incentivos, se trata de una competencia autonómica, según ha informado a este periódico, Cabrera: "Son las regiones quienes deciden cómo se incentivan estos puestos con retribuciones, más valor a los servicios prestados, etc. , aunque antes de este paso, hay que abordar el estatuto marco". Desde el sindicato ya ha emitido una carta a Montón para pedirle una reunión porque "hay temas, como este, que son urgentes de tratar", ha concluido Cabrera.

Los planes de las comunidades autónomas

Las comunidades autónomas ya están trabajando para paliar el déficit de médicos en este tipo de puestos. De hecho, los servicios de salud de Andalucía y Aragón ya cuentan con programas definidos de incentivos para los profesionales que presten sus servicios en puestos de difícil cobertura.

En el caso de Aragón, el modelo negociado con los sindicatos recoge el reconocimiento de méritos con un máximo de 30 puntos, siendo 0,25 por mes trabajado en estas plazas; bolsas de acceso permanente, interinidad, contratación de profesionales extracomunitarios, medidas de carácter retributivo, flexibilización de las jornadas, prolongación del servicio, entre otras.

Andalucía incluirá en los baremos de méritos para las ofertas de empleo público (OPE) y la Bolsa Temporal de Empleo una puntuación específica y adicional para los profesionales que haya prestado servicio en puestos de difícil cobertura. Asimismo, se desarrollarán programas de formación específicos para estos profesionales y se modificará el marco regulador de los procesos de acreditación y carrera profesional.

Otras regiones como la Comunidad de Madrid, Castilla y León, Extremadura, Comunidad Valenciana, País Vasco, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria Murcia y Castilla-La Mancha están trabajando en este tema, analizando las situaciones y planificando medidas que se adecuen a las necesidades de cada región, tal y como han explicado a este medio. 

Entre estas medidas, que algunas comunidades ya tienen implantadas, destacan los contratos de larga duración para hacer más atractivas estas plazas, una baremación mayor para los profesionales que ocupen estos puestos, la recuperación del complemento de atención continuada, posibilitar la inscripción en las Bolsas de Trabajo a los MIR que terminan la residencia, entre otras actuaciones.

Por su parte, La Rioja, Navarra y Galicia han señalado a Redacción Médica que no tienen contabilizadas este tipo de plazas por lo que no tienen ningún proyecto en marcha al respecto. En cuanto a Cataluña, esta comunidad no ha remitido ningúna información a este periódico sobre incentivos.