Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Marine Le Pen se pone del lado de los antivacunas

La presidenta del Frente Nacional asegura que se sabe poco de sus consecuencias a largo plazo

Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional francés.
Marine Le Pen se pone del lado de los antivacunas
Redacción
Miércoles, 05 de julio de 2017, a las 14:20
Marine Le Pen, presidenta del Frente Nacional francés y candidata al Elíseo en las anteriores elecciones se ha mostrado este miércoles crítica con la medida anunciada por el primer ministro Edouard Philippe de hacer obligatoria la vacunación infantil. 

Le Pen ha aprovechado su perfil social en Twitter para lanzar su opinión al respecto, y lo ha hecho abrazando las tesis del colectivo antivacunas. "Sabemos muy poco acerca de las consecuencias a largo plazo de la vacunación múltiple, y si se van a llenar los bolsillos de los laboratorios", ha escrito en un tuit. 

Como suele pasar siempre que un personaje público se posiciona sobre las vacunas, el comentario de Le Pen ha desatado numerosas respuestas de otros usuarios que defendían la misma opinión. Uno de los primeros tuits de respuesta hacía referencia también a "casos de parálisis debido a una vacuna contra la hepatitis B", y poco después otro usuario relacionaba los casos de autismo con el aluminio contenido en los medicamentos. 

Sin embargo, también se han producido numerosos comentarios defendiendo la importancia de las vacunas, recordando que ningún estudio ha demostrado tal relación de vacunas y secuelas, que no es comparable el riesgo de una parálisis con el de una enfermedad mortal o que la afirmación de Le Pen es falsa, puesto que las vacunas, como la higiene y el agua potable son los tres principales avances que han aumentado la esperanza de vida. 

Los hay además que, como suele ocurrir, aportan tablas o gráficos con datos para ilustrar los resultados positivos de las vacunas. Uno de ellos incluso hace una comparación entre los laboratorios que critica la política de extrema derecha francesa y la homeopatía.