Vacunología analiza si es necesario aumentar la producción de esta inoculación, que ahora cuenta con un stock reducido

Las reservas de seguridad nacional, llave para las nuevas vacunas monkeypox
Europa ya roza la barrera de los 18.000 casos de viruela del mono.


11 ago 2022. 14.00H
SE LEE EN 3 minutos
La semana pasada Moderna anunció que ha comenzado un estudio para ver si es viable desarrollar una vacuna contra la viruela del mono propia. Además, según han confirmado fuentes de la compañía a Redacción Médica, esta estaría basada en la tecnología ARN mensajero. Aparece la duda de si es necesario contar con más vacunas contra esta enfermedad de las ya existentes. En el momento es la inoculación Imvanex, del laboratorio danés Bavarian Nordic, la que se está administrando.

En la actualidad, España ya supera los 5.000 casos de viruela del mono, y en Europa ya roza la barrera de los 18.000. La duda que surge, apunta Jaime Jesús Pérez, vocal de la Asociación Española de Vacunología (AEV), es si "dentro de un año" esta enfermedad seguirá se habrá extendido o se habrá controlado. "En Reino Unido acaban de anunciar que 'la curva' ha llegado a un estado de meseta. Entonces, puede que de aquí empiece a bajar y dentro de un año la incidencia sea mínima", explica el experto que tilda de compleja la decisión de si empezar o no a desarrollar nuevas vacunas contra la viruela del mono "porque no se sabe si en unos meses se van a necesitar".


Una vacuna con "cierta demanda constante"


Por otro lado, destaca Jaime Jesús Pérez que la vacuna contra la viruela del mono en realidad es una vacuna contra la viruela, una inoculación con demanda por parte de los Gobiernos por razones de seguridad nacional. “Como va a ser una vacuna que siempre va a tener cierta demanda, puede ser provechoso centrarse en su producción”, explica.


"La vacuna contra la viruela siempre va a tener cierta demanda"



Asimismo, es importante destacar que hablamos de una vacuna de tercera generación; cuenta con unos datos de seguridad muy buenos. “Gracias a que es de tercera generación no solo se ha permitido ampliar su indicación para tratar la viruela del mono, sino que se utiliza de manera sencilla y sin riesgos”, apunta.

Así, recuerda el experto lo esencial de aprovechar al máximo las vacunas actuales, y su rango de seguridad. "Gracias a que tienen este nivel de desarrollo, se podrán utlizar sin riesgos al dividir una inoculación en varias dosis", comenta Jaime Jesús Pérez. Esta medida se va a aplicar en Estados Unidos y ya se está estudiando en Europa. En España, Madrid ha pedido estudiar la medida a Sanidad

“El desarrollo de nuevas vacunas es complejo porque no se sabe qué va a pasar con ellas, pero pensando que está desarrollada para tratar la viruela y que los estados occidentales van a necesitarlas por seguridad nacional, en este caso es positivo su desarrollo”, dice el experto.


Mejoría del stock existente 


Por el momento, la vacuna disponible es Imvanex. Bavarian Nordic, laboratorio detrás de la inyección, ha asegurado que va a ampliar la producción de la inoculación pues, hasta el momento, todas las que se han enviado a los países afectados por la enfermedad pertenecían a un stock ya existente. Desde Moderna aseguran que la motivación para empezar el desarrollo de estas vacunas son “los anuncios de Salud Pública más recientes y la creciente preocupación por la disponibilidad del suministro de la inoculación”. El objetivo de la farmacéutica es, apunta Stephen Hoge, presidente de Moderna "tanto intervenir en la epidemia actual”, como “tratar de abordar los problemas de suministro a largo plazo".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.