La 'sanidad de las autonomías' protagoniza el último debate antes del 10N

Las candidatas Ana Pastor e Irene Montero han iniciado el debate con un recuerdo cariñoso a Margarita Salas

Irene Montero, Ana Pastor, Inés Arrimadas, María Jesús Montero y Rocío Monasterio
La 'sanidad de las autonomías' protagoniza el último debate antes del 10N
vie 08 noviembre 2019. 00.20H
El debate preelectoral celebrado este jueves ha tenido un contenido más ajustado a las demandas sociales y las líneas programáticas que el celebrado el pasado lunes. Protagonizado por cinco mujeres, entre las que se encuentran tres profesionales sanitarias; el debate ha arrancado con una mención especial a la científica Margarita Salas, fallecida esta misma mañana y ha alcanzado su máxima tensión cuando las políticas han debatido sobre la transferencia de la sanidad a las comunidades autónomas.

Como representante del PSOE ha participado María Jesús Montero, médica y primera por Sevilla al Congreso; por el PP ha estado Ana Pastor, médica y número dos por Madrid y por Unidas Podemos, Irene Montero, psicóloga y número dos por Madrid a la Cámara Baja. Además, representando a Ciudadanos ha participado Inés Arrimadas, primera por Barcelona; y por Vox, Rocío Monasterio, presidenta del partido en la Comunidad de Madrid. 

Irene Montero, la voz de la formación morada en el debate, ha sido la primera en recordar la labor de Margarita Salas: "Intentó que las mujeres tuviéramos un lugar en la Ciencia", ha destacado. Por su parte, Ana Pastor ha puesto en valor la relación que tuvo con la investigadora española: "He tenido la oportunidad de ser su amiga y de recibir sus consejos. Todas le mandamos un recuerdo a su familia", ha añadido.

La sanidad centra el bloque de política territorial


La sanidad no ha cobrado protagonismo hasta que la periodista Ana Pastor, moderadora del debate, ha abordado la política territorial y la transferencia de competencias

Inés Arrimadas ha hecho alusión a los 17 sistemas sanitarios y ha recalcado las propuestas de su partido: "Queremos una tarjeta sanitaria única y que se pueda consultar el historial médico desde cualquier parte de España". Relatando su propia experiencia con la tarjeta sanitaria, ha afirmado que no quiere que se la trate como una desplazada cuando intenta acceder a la sanidad pública. 

Sobre este tema, Irene Montero ha afirmado que el "problema no es recuperar competencias". Haciendo referencia a la "España vaciada", la representante de la formación morada ha afirmado que "es muy difífil que haya sanidad y no sea sanidad a domicilio como nosotros estamos proponiendo cuando no hay un centro de salud". 

Por su parte, Rocío Monasterio ha reivindicado que Vox propone "la recuperación de la competencia de sanidad para que no nos traten como desplazados, para tener un registro único y una central de compras que además nos haga más eficiente la sanidad y permita así disponer de más recursos para mejorar la sanidad de los españoles". 

Pastor, la voz de la experiencia


Ana Pastor, quien más tiempo ha dedicado a la defensa de la sanidad, ha afeado a sus compañeras "no haber gestionado nunca nada" y ha subrayado que "el estado de las autonomías es lo mejor que les ha podido pasar a los españoles" por acercar la gestión de los servicios a la ciudadanía.

"En Galicia, para pasar consulta, no había centros de salud en los pueblos y, al acercar la gestión, mejoró sustancialmente el servicio a los ciudadanos", ha recalcado Pastor, haciendo alusión a su trayectoria como médica. "Lo que hay que hacer es garantizar la cohesión y la calidad del Servicio Nacional de Salud y que haya las mismas prestaciones en todos los lugares de España".

La representante del PP ha puesto de ejemplo el "acceso a los fármacos para patologías complejas como la fibrosis quística, para la que se han puesto en marcha nuevos medicamentos" para todos los pacientes que lo necesitan. "Todo el mundo sabe que soy médico y que he defendido y defiendo la sanidad que tenemos, con profesionales excelentes", ha remarcado Pastor a Monasterio cuando ésta le ha interrumpido en su explicación. "Yo hice la Ley de Cohesión y Calidad del SNS y ha funcionado bien en cuestiones como el calendario vacunal único o las retribuciones de los profesionales", ha reivindicado.

María Jesús Montero también ha defendido que no es necesario recuperar las competencias a nivel estatal: "La historia de las autonomías es exitosa, llevo gestionando muchos años la sanidad pública porque también soy médica". 

Otras referencias a la sanidad


Las referencias a la sanidad, más allá de la transferencia de las competencias, han sido residuales. Sobre las medidas concretas para revertir los malos datos de empleo, Irene Montero ha hecho mención al contrato laboral de 34 horas que lleva Unidas Podemos en su programa y que, como ya adelantó Redacción Médica, afectaría al personal laboral de la sanidad pública y a la sanidad privada. 

Además, Montero ha mostrado su preocupación por el Plan Presupuestario para 2020 que el Gobierno en funciones ha remitido a Europa. "No se plantea subir la inversión en sanidad al 7,5 de PIB para mejorar la Atención Primaria y mejorar las condiciones de los profesionales", ha señalado la representante de la formación morada.

Por su parte, Monasterio ha defendido que "haya recursos para la sanidad pública", para lo que ha propuesto recortar el "despilfarro de las comunidades autónomas".


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.