El Gobierno aprueba una transferencia a las comunidades que se financiará con cargo a los Fondos Europeos

La cartera genómica irrumpe en el SNS con un presupuesto de 100 millones
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.


06 oct 2022. 16.20H
SE LEE EN 3 minutos
El Gobierno ha incorporado una nueva partida de 100 millones de euros en el seno de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023 para acomodar la genómica en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS). La nueva inyección económica se hará con cargo a los Fondos Europeos de Recuperación y permitirá dotar a las comunidades de recursos para la “implantación” de esta nueva área sanitaria.

El refuerzo de la pata de la genética al sistema sanitario era algo en lo que el Ministerio de Sanidad ya llevaba tiempo trabajando con las comunidades autónomas como parte de los objetivos en la Estrategia del Cáncer para armonizar y unificar el uso de plataformas diagnósticas para los pacientes. E incluso el Consejo Interterritorial del SNS se posicionó en 2021 a favor de un nuevo modelo organizativo que revirtiera en el área de Oncología.

El glosario de las cuentas públicas del próximo año ha sumado ahora por primera vez una partida económica propia para esta cartera que permitirá acometer inversiones, por ejemplo en infraestructura para la “consolidación de la medicina personalizada de precisión”. El objetivo es que todas las comunidades autónomas puedan acceder a los mismos servicios de forma “efectiva, homogénea y equitativa”.


El Plan de Recuperación en sanidad


El desembolso de los fondos se ha fijado al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia activado por la Comisión Europea para facilitar el camino a los países miembros tras la crisis económica y sanitaria del Covid-19. Lo que deja en el aire qué ocurrirá en los siguientes ejercicios cuando la programación de inyecciones económicas de Bruselas finalice.

Además de la implantación de la cartera genómica en el SNS ha sido la segunda inversión sanitaria más elevada que se ha establecido de cara al 2023 en el marco de los Fondos Europeos, después de la transferencia de 125 millones a las autonomías para llevar a cabo el Plan de Atención Digital Personalizada en la sanidad. La mejora de los pacientes con enfermedades raras y ELA es otra de las grandes partidas con 70 millones, seguido de la digitalización de la Administración General del Estado con otros 66.

Además, en los Presupuesgos Generales del Estado también se han dispuesto 19 millones para nuevas inversiones y reposiciones de carácter inmaterial, 16 para nuevos equipamientos en el Hospital de Melilla y el Centro Nacional de Dosimetría de Valencia, 12 para la prevención del cáncer y la promoción de hábitos de vida saludable o 3 para mejorar la respuesta de la Agencia Española de Salud Alimentaria. En total, se han movilizado 422 millones de euros para la sanidad como parte del Plan de Recuperación para la fase de 2023.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.