Los científicos israelís señalan que estos datos son preliminares pero muy esperanzadores

Covid-19: la aspirina muestra "efecto protector" y acorta las infecciones
Paciente ingresado por Covid-19


11 mar 2021. 09.00H
SE LEE EN 2 minutos
Científicos israelís han llevado a cabo un estudio en el que afirman que el uso de la aspirina (ácido acetilsalicílico) está relacionado con una menor probabilidad de infección por Covid-19. Los expertos de la Universidad Bar-Ilan, en la ciudad de Ramat Gan, han tomado los datos de la aseguradora israelí Leumit Health Care para llevar a cabo este análisis.

En las conclusiones de este estudio, publicado en The Febs Journal, señalan que “el uso de la aspirina para la prevención primaria de enfermedades cardiovasculares podría tener un efecto protector sobre la susceptibilidad al Covid-19”. Además, afirman que los pacientes que recibían este tratamiento tuvieron unos mejores resultados en su recuperación que los que no lo recibían.

Mejorar la inmunidad antiviral del organismo


Sobre los efectos que tiene en la duración de la enfermedad provocada por el SARS-CoV-2, el estudio afirma que “entre los usuarios de aspirina, esta fue significativamente más corta, en comparación con los pacientes que no recibían tratamiento con aspirina”.

El análisis los ha llevado a establecer una asociación inversa entre la probabilidad de infección por Covid, la duración de la enfermedad y la mortalidad y el uso de la aspirina como método de prevención primaria.

Las razones que dan para explicar esta protección es que, en dosis bajas, el ácido acetilsalicílico inhibe la biosíntesis de la prostaglandina E2, un mecanismo que utilizan los virus de ARN para reducir la producción de los interferones tipo I y de los macrófagos, para poder así incrementar su replicación viral. Al inhibir la aspirina la prostaglandina, se mejora la inmunidad antiviral del organismo consiguiendo inducir a los interferones tipo I del sistema inmune.

Reducir la susceptibilidad frente al Covid-19


Los expertos también recogen en su estudio que la aspirina “ya ganó una notable popularidad durante la pandemia de gripe española de 1918”. Todo ello sucedió antes de que se confirmara su acción sobre la inmunidad innata y su eficacia contra los virus de ARN del tracto respiratorio.

Por último, señalan que sus datos sobre “el posible uso de dosis bajas de aspirina para la prevención de la infección por Covid-19 son preliminares, pero intrigantes”. Por ese motivo, piden apoyo inmediato para repetir este estudio a gran escala ya que, al ser un medicamento seguro y de bajo coste, podría “proporcionar un alivio socioeconómico inmediato gracias a la reducción de la susceptibilidad frente al Covid-19 y sus consecuencias”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.