Sexdopaje: 3 de cada 10 pacientes con VIH en España practica el 'chemsex'

Son fiestas multitudinarias en las que se hace un uso intencionado de las drogas para mantener relaciones sexuales

Las Urgencias son puerta de entrada habitual de pacientes que practican sexdopaje.
Sexdopaje: 3 de cada 10 pacientes con VIH en España practica el 'chemsex'
jue 04 junio 2020. 10.20H
En España, tres de cada diez pacientes atendidos en las consultas de VIH han practicado chemsex, también llamado sexdopaje, una práctica que consiste en tener relaciones sexuales sin parar durante mucho tiempo seguido con la ayuda de drogas. Así lo refleja el último informe realizado por el Ministerio de Sanidad, que también muestra que es más prevalente en grandes ciudades como Madrid y Barcelona y en "destinos turísticos populares entre el público gay".

--- Puede consultar aquí el informe ---

El documento también alerta que las prácticas intensivas y continuadas de chemsex pueden tener implicaciones graves para la salud. Entre ellas se encuentran el alto riesgo tanto para la adquisición y transmisión del VIH y otras ITS, consumo problemático de sustancias, adicción, impactos sobre la salud mental, deterioro físico, hipersexualización del ocio, reducción del rendimiento laboral o el académico y el deterioro de las redes de solidaridad primarias.

Los fármacos antiretrovirales para el tratamiento del VIH y algunas drogas usadas en el contexto del chemsex interaccionan entre ellos, tanto aumentando la concentración de las drogas, como produciendo una eliminación más rápida de las mismas.

Por ello, Sanidad cree necesario definir los circuitos asistenciales de la red del Sistema Nacional de Salud (SNS) y de las entidades comunitarias de las principales ciudades. Siempre que sea posible, "se simplificará este circuito" incluyendo consultas integradas y prestadas por diferentes profesionales en un mismo espacio, por ejemplo, mediante el acercamiento por parte de profesionales de las adicciones a recursos que ya atienden a estos pacientes.

"Resulta más efectivo ofrecer esta atención en los mismos centros y servicios a los que esta población suele acudir de manera rutinaria, como es el caso de los centros de ITS". Asimismo, considera que la atención debe ser integral, personalizada, basada en el usuario, incluyendo tanto enfoques orientados a la abstinencia como a la reducción de riesgos. Deben tenerse en cuenta la orientación sexual, la vivencia del VIH y los condicionantes culturales.


Implicaciones del chemsex en el VIH


La mayor parte de las personas infectadas por el VIH que acuden a las consultas y que practican chemsex, no declaran ningún problema grave relacionado con estas prácticas. Sin embargo, existe una minoría de pacientes que refieren problemas derivados del consumo con un impacto negativo sobre su salud y bienestar y que puede afectar a las personas su entorno.

Las consecuencias físicas son sobre todo ITS, sobredosis, infecciones e interacciones medicamentosas; y las  psicológicas son ansiedad, depresión, paranoias y psicosis. Ambas repercuten negativamente sobre el ámbito personal, familiar, social y laboral del paciente.

El documento avisa que esta desestructuración de la persona asociada a los problemas derivados del consumo hace que el seguimiento en la consulta de VIH "se vuelva errático". El seguimiento en las consultas se hace más irregular, con incomparecencia a las citas no sólo de la consulta de VIH sino de otras especialidades, así como a las pruebas diagnósticas complementarias prescritas. La condición de dependencia activa o uso diario de algunas drogas o el consumo de poli-sustancias y el consumo problemático de alcohol, constituyen una barrera importante en la consecución de una adherencia óptima.

Por ello, es "fundamental" identificar a los pacientes con el VIH y con consumo problemático y perjudicial de drogas y alcohol, reducir los riesgos asociados a su consumo y abordar el abuso de sustancias y alcohol de manera interdisciplinaria y con entidades relacionadas a tratar las adicciones son esenciales en el manejo clínico del VIH.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.